Seguirá cerrada la planta de Renault

El sindicato alertó sobre 900 despidos
El sindicato alertó sobre 900 despidos
(0)
26 de enero de 2002  

La fábrica de autos que la empresa Renault posee en la provincia de Córdoba no reanudará su producción pasado mañana, como estaba previsto, y seguirá paralizada al menos hasta el otoño, informó ayer la compañía automotriz en París.

La planta industrial de las afueras de la capital mediterránea permanece inactiva desde el 3 de diciembre pasado y, según habían adelantado los directivos, iba a volver a ponerse en marcha el primer día de la semana próxima.

Sin embargo, el director de Renault para los países del Mercosur, Luc Alexandre Menard, indicó al diario francés Les Echos que "se aplazará la reapertura hasta fines de marzo o principios de abril, o incluso más allá".

El ejecutivo francés justificó el retroceso en la vuelta a la producción por la crisis económica que atraviesa el país y, en particular, la industria automotriz.

"No hemos vendido más de 200 coches en la Argentina desde que comenzó el año. El sistema financiero y la actividad económica están totalmente paralizados, no hay comercio exterior y Renault no puede importar piezas para su fábrica", se quejó Menard.

Alarma sindical

El gremio mecánico tomó con profunda preocupación el anuncio de Renault y expresó sus temores sobre "una enorme cantidad de despidos" con la consiguiente conflictividad social.

"Esto era previsible y se veía venir porque, fundamentalmente, todavía no había programas de producción en los primeros días de enero en ninguna de las empresas. Todavía es una incógnita lo que va a pasar también con Fiat", declaró el secretario general del Sindicato de Mecánicos (Smata) y titular de la CGT, Omar Dragún.

"En el caso de Renault -expresó el dirigente- estábamos convencidos de que, por lo menos, iba a tener dos o tres meses la planta cerrada y estamos absolutamente convencidos de que va a haber una enorme cantidad de despidos porque los planes de producción que están pergeñando las autoridades del Mercosur para la Argentina están hablando, prácticamente, de entre 60 y 70 coches por día, lo que implicaría no tener más allá de 300 o 400 trabajadores dentro de la planta produciendo no más de cuatro o cinco meses al año".

Dragún estimó que los despidos serían entre 800 y 900.

"Si llega a haber despidos, indudablemente va a crear un conflicto muy grande en la provincia de Córdoba y esto es lo que estamos tratando de evitar, pero la empresa creo que ya ha tomado la decisión", enfatizó el sindicalista.

Dragún destacó que "siempre ha sido la política de Renault incentivar los retiros voluntarios, con montos bastante considerables por encima de las indemnizaciones, que es lo que hemos venido pactando".

Sin embargo, consideró "muy difícil" que los trabajadores acepten ahora este tipo de medidas porque la situación social "hace ver que en los próximos dos o tres años el que pierda su trabajo no va a conseguirlo", a lo que suman los problemas para disponer del dinero en efectivo como producto del corralito.

En la actualidad, la planta industrial de Córdoba está cerrada porque sus 1200 operarios se encuentran de vacaciones, pero se descuenta que a partir del mes próximo volverán a ser suspendidos, como ocurrió durante el segundo semestre del año pasado, aunque con peores perspectivas.

La industria automotriz argentina terminó el año último con los peores resultados en una década.

En diciembre último, la producción se derrumbó 69,4 por ciento con respecto al mismo mes de 2000 y en todo el año acumuló una baja de 30,6 por ciento, con 235.577 unidades producidas frente a las 339.246 del año anterior.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.