Informe. Según una encuesta de Deloitte, los empresarios aguardan un futuro estable con sueldos más altos y un peso depreciado