Según una estimación, se crearon 339.556 empleos entre mayo y octubre pasados, y el mercado laboral muestra una mejora que puede percibirse

Son cifras en base a datos oficiales que usó Alberto Fernández para hablar de 900.000 puestos más en mayo próximo
Silvia Stang
(0)
29 de febrero de 2004  

Las estadísticas suelen llevar a hacer muchas afirmaciones que se expresan en informes de expertos, papeles de trabajo o notas periodísticas. Por caso, un reciente trabajo de la consultora Equis estima que, entre mayo y octubre de 2003 se crearon 339.526 empleos, al tiempo que 234.081 personas pudieron dejar la situación de desocupados. A la vez, datos del Ministerio de Trabajo indican que las mejoras continuaron en los meses posteriores, siempre en mayor medida para la industria y la construcción, aunque también para el comercio e, incipientemente, para algunas actividades de servicios.

Los datos son los que llevaron al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, a anunciar ayer que cuando en mayo próximo se cumpla el primer año desde la asunción de Néstor Kirchner se habrán creado 900.000 nuevos puestos.

Una familia o una persona en particular pueden descreer de los datos fríos que se exponen. O al menos, es posible pensar que, para gran parte de la población, la sensación de mejora sufre un retraso con respecto al momento en que comienzan a registrarse números de signo positivo.

En cuanto al alivio de la grave crisis laboral, la percepción de la gente muestra una evolución favorable que se aceleró muy recientemente. Para dos tercios de la población no existía en octubre pasado la sensación de una evolución positiva del mercado del trabajo, de acuerdo con un relevamiento realizado por Equis a 960 habitantes del área metropolitana.

Esa percepción ya había avanzado positivamente en relación con la observada en agosto, cuando sólo un cuarto de los consultados respondió que sí notaba un descenso de la desocupación. Pero mejores resultados arrojó el sondeo realizado este mes, cuando la mitad de los entrevistados dijo que ahora sí, ya percibe un alivio del problema.

En rigor, el mismo dato podría leerse destacando que la mitad no observa en su propio entorno que existan las buenas noticias. Lo que no hay que perder de vista es que la cantidad de nuevos empleos estimada por Equis en base a los datos de las dos últimas encuestas de hogares del Indec representa el 2,5% de los puestos que existían al principio del período. Y, por otro lado, las personas que lograron salir de la situación de desempleo representan al 7,8% de quienes estaban sufriendo la falta de un puesto de trabajo en mayo del año pasado.

Más gente en actividad

La diferencia entre el número de puestos creados y el de quienes dejaron de ser desocupados se explica por la cantidad de personas que en el período ingresaron al mercado laboral al comenzar a buscar trabajo. En el período considerado se sumaron 105.445 casos, según los cálculos de la consultora que dirige el sociólogo Artemio López, que extrapolan al total del país los resultados del relevamiento del Indec realizado en los principales aglomerados.

Por otra parte, el trabajo diferencia los resultados que obtiene sobre la base de los datos oficiales según se categorice o no como ocupados a los beneficiarios de planes Jefes y Jefas de Hogar (la encuesta del Indec considera empleadas a estas personas si declaran realizar alguna contraprestación por el pago que reciben). Si no se considerara como ocupados a estos beneficiarios, la salida del desempleo sería realidad para 245.454 personas, un 6,4% de los desocupados de mayo, si se toma en cuenta que en ese mes la tasa habría sido del 23% -y no del 17,8%- si se alistara a los asistidos como desocupados.

¿Quiénes pueden tener antes y con mayor intensidad la percepción de que la situación laboral está escalando para salir de la crisis?

Según los datos más recientes de evolución sectorial del empleo que maneja el Ministerio de Trabajo, el año pasado cerró con un crecimiento considerable en la ocupación formal de la actividad que tomó la delantera en la recuperación: la construcción.

Es una actividad que no concentra una gran parte de las ocupaciones formales de la economía (alrededor de un 6% de los trabajadores se desempeña en obras), pero igual es notable el avance del 24,3% que tuvo el empleo del sector en el área metropolitana, comparando el cuarto trimestre de 2003 con igual período del año previo. Es un crecimiento que, de todas formas, no llega a compensar la enorme pérdida de puestos que afectó a los trabajadores desde 1998.

Eos datos surgen de los resultados desagregados de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de la cual aún no se conocen los resultados para el primer mes de este año aunque, según pudo saber LA NACION, la tendencia siguió siendo positiva, con un resultado no tan elevado como el de los meses de noviembre y diciembre, cuando los niveles de ocupación en las empresas privadas de más de 10 empleados tuvieron alzas del 0,9 y del 0,8%, respectivamente, consideradas elevadas para los resultados tradicionales de la encuesta de Trabajo.

La construcción no sólo tuvo la mejor performance en el área metropolitana, sino también en los otros tres aglomerados donde se realiza la encuesta: el Gran Córdoba, el Gran Rosario y el Gran Mendoza.

En la industria, la evolución del empleo del área más poblada del país alcanzó el 8,7%, en tanto que las empresas de comercio, restaurantes y hoteles tuvieron una recuperación del 6,8%. Todo ello, sin considerar lo que puede estar ocurriendo en la economía informal, en la que frecuentemente se muevan algunas industrias en crecimiento, como la textil.

Por el contrario, los trabajadores a quienes más les costará percibir el repunte es a los que se desempeñan en áreas de servicios, el sector que lideró la creación de puestos de trabajo en los 90. En las compañías que se ocupan de dar prestaciones financieras o a otras empresas, el empleo siguió cayendo aunque, con una tasa negativa del 1,5% interanual, logró atenuar la magnitud de la caída de los ocho cuatrimestres previos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.