Seguros: nuevas normas de inversión

Las compañías deberán guiarse por un manual propio de reglas financieras
Silvia Stang
(0)
8 de mayo de 2003  

A partir de su próximo ejercicio económico -que comenzará el 1° de julio- las compañías de seguros deberán cumplir con las pautas de una política de inversión de sus activos que ellas mismas dispongan, en el marco de algunas reglas generales fijadas por la Superintendencia de Seguros. Así lo establece una nueva norma de ese organismo -la resolución 29.211-, que modifica el reglamento de la actividad.

Si bien las nuevas pautas podrían no modificar demasiado el mapa de las inversiones, los funcionarios afirman que, entre las razones para disponer el nuevo esquema, está el hecho de que "si esto hubiera existido antes, tal vez muchas compañías no habrían llegado a la situación que llegaron". Sin duda, el rubro que más sufrió el impacto de la crisis del año último fue el de seguros de retiro: en promedio, ese sector tenía el 80% de sus activos en títulos públicos y el 12% en depósitos a plazo fijo. Fueron los asegurados los que sufrieron y están sufriendo las consecuencias del default estatal y la pesificación de la economía.

Además de permitir mayor participación de las colocaciones financieras en el exterior, la norma elimina algunos límites que existían en cuanto al registro de ciertos bienes como activos válidos para el cómputo de los índices de solvencia. En diálogo con LA NACION, el superintendente Claudio Moroni sostuvo que de ninguna manera los cambios significan aceptar menores exigencias para el mercado, sino que simplemente se optó por un modelo diferente del que estaba vigente. A partir de la puesta en marcha de la resolución, las aseguradoras deberán elaborar sus "Normas sobre política y procedimientos de inversiones", sobre las que la Superintendencia tendrá poder de veto.

Pautas generales

Ese manual deberá cumplir con ciertas reglas básicas, como la disposición de que sólo podrán tomarse instrumentos que tengan una calificación de riesgo mínima BBB (se admitirán papeles con calificación B hasta el 30 de junio de 2004).

Respecto de las inversiones en el exterior, la resolución iguala la situación de todas las compañías aseguradoras con las de vida y retiro, y les abre la posibilidad de tener en el extranjero hasta un 50% de lo que representan sus compromisos. Este aspecto fue uno de los que destacó Roberto Sollito, titular de la Asociación de Compañías de Seguros, que consideró que la normativa es aceptable y que no generará grandes diferencias con lo que ocurre en la actualidad.

Otra de las restricciones se refiere a la imposibilidad de invertir más del 20% del capital que debe acreditar la compañía para garantizar su solvencia, en empresas vinculadas, controladas o controlantes, o simplemente pertenecientes al mismo grupo económico. El sector asegurador tuvo entre abril de 2002 y marzo pasado ventas por $ 8506 millones , contra $ 13.000 millones (a valores constantes) de igual período de un año atrás. Pero los operadores relativizan esa baja del 35%, ya que durante 2002, dada la incertidumbre, se vendieron muchos contratos a plazos cortos y, por lo tanto, se registraron menores valores de producción.

Algunos parámetros

  • Las compañías de seguros patrimoniales tienen el 55% de sus activos en títulos públicos; esa proporción es del 61% en el rubro vida y del 80% en los seguros de retiro.
  • A partir de julio próximo las aseguradoras deberán tener su manual de inversiones, sobre el que el Estado mantendrá poder de veto.
  • Entre las pautas que deberán respetarse está la imposibilidad de tener más de 20% de los activos en empresas del grupo y la disposición de que cada instrumento tenga al menos calificación BBB.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.