Señales positivas en el mercado local

Análisis: Luciano Rolón, de Allaria Ledesma & Cía., dio su opinión sobre el escenario de negocios en el corto plazo.
Análisis: Luciano Rolón, de Allaria Ledesma & Cía., dio su opinión sobre el escenario de negocios en el corto plazo.
(0)
31 de enero de 2000  

Poco a poco el Gobierno gana credibilidad en los mercados sin perderla entre la gente, gracias a una adecuada gestión que se asienta hasta el momento sobre tres ejes: 1) el ordenamiento presupuestario logrado con la aprobación de un razonable presupuesto 2000, un paquete de ajuste discutible pero necesario, un pacto fiscal que logró enfriar las previsibles demandas de los operadores por el desorden de los números provinciales y la conclusión del acuerdo con el FMI; 2) el esfuerzo por mostrar una mayor transparencia, y 3) el mantenimiento de una nutrida agenda política.

El cambio de expectativas se ve reforzado por un buen manejo financiero -una de las mayores preocupaciones por el elevado caudal de fondos que deberá conseguirse este año- que pudo apreciarse por medio de distintas medidas: renovaciones de Letes a tasas más bajas que meses atrás y la colocación de un bono de $ 1250 millones en los mercados internacionales, entre otros puntos para destacar.

Augurios positivos

Creemos que el contexto local configura un escenario muy positivo desde el punto de vista de los fundamentals, con la base crítica de medidas ya concretadas y sin elementos de importancia pendientes en el corto plazo. Al mismo tiempo, las declaraciones del secretario de Finanzas, Daniel Marx, sobre la necesidad de igualar el tratamiento impositivo del mercado de capitales argentino -lo que podría derivar en la supresión del IVA a la operatoria bursátil- y la intención de brindar beneficios impositivos a las empresas cotizantes deberían afectar positivamente el humor de los operadores de la plaza.

Para las próximas dos semanas se espera la entrada de los balances trimestrales de las empresas argentinas correspondientes a diciembre de 1999.

Este fue todavía un trimestre de transición, y por lo tanto su relevancia para los operadores es limitada. Tan sólo a partir del primer período del 2000 comenzarán a apreciarse los resultados, aunque todavía levemente por un factor estacional.

Las principales dudas para la evolución de las cotizaciones se generan a partir de un up-side limitado para el promedio de acciones locales -que fueron descontando gradualmente el cambio de escenario- y en un contexto internacional repetidamente incierto.

El viernes último se dieron a conocer los números preliminares de PBI, inflación y empleo del tercer trimestre en los Estados Unidos, todos ellos por encima de las expectativas del mercado.

Esperamos un corto plazo altamente volátil en los mercados internacionales -que impactará a su vez en la Argentina- con tendencia hacia la toma de ganancias.

En cuanto a la plaza local, existe optimismo en el mediano plazo, que, aun en precios no regalados, presenta algunas interesantes oportunidades en Perez Companc, Molinos, bancos y compañías siderúrgicas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.