Servicio doméstico: el camino al blanqueo del personal

(0)
8 de diciembre de 2001  

Para pagar los salarios del personal doméstico debe hacerse lo mismo que para el caso, por ejemplo, de honorarios de profesores de inglés o psicólogos: es necesario que estas personas tengan una cuenta bancaria en la cual depositar sus ingresos. Quien los contrate podrá seguir abonando sus salarios en efectivo pero, ya que el límite de extracciones es de 1000 pesos, le resultará difícil mantener ese servicio. De esta manera, si el personal tiene su propia caja de ahorro, podrá pagársele con un cheque o bien con una transferencia de fondos entre cuentas.

Para estar regularizadas, las empleadas domésticas deberán pagar 55 pesos por mes. Con esto, tendrán derecho a una cobertura de una obra social y a una jubilación básica tras 30 años de aportes.

Este pago también puede ser compartido entre la empleada y el patrón, en porcentajes estipulados de acuerdo con la cantidad de horas de trabajo: de seis a doce horas, la empleada paga 35 y el patrón 20; de doce a 16 horas, la empleada paga 31 y el patrón 24; y de más 16 horas, la empleada paga 20 y el patrón 35.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.