Mercados. Shock energético por el acuerdo con EE.UU.