Encrucijada. Si las restricciones paralizan, la gran pregunta es cómo salir del corralito