Sica negó a la UIA una quita de reintegros y pronosticó baja de tasas

Sica y Acevedo durante el encuentro de ayer
Sica y Acevedo durante el encuentro de ayer Fuente: LA NACION
Descartó la medida pese a que en el Gobierno admitieron que estaba bajo análisis; afirmó que la turbulencia llega a su fin
Francisco Jueguen
(0)
1 de agosto de 2018  

Su jugada fue tan audaz como la de su antecesor. Habrá que esperar los resultados finales. "Estos son los últimos metros", confió ayer Dante Sica a los dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) al hablar sobre la crisis cambiaria. Sus palabras sonaron similares al "será historia en pocos días" con el que se despachó Francisco Cabrera el 11 de mayo en Olivos sobre el mismo cimbronazo por la suba del dólar. Claro que el contexto es otro: el nuevo ministro de Producción podrá decir, a diferencia de su antecesor, que julio fue el primero en ocho meses que cierra con una caída de la divisa.

Sica, un gran conocedor de la industria local, les dijo ayer a los empresarios que "el mercado está cerca de la estabilización y que irán bajando las tasas", aunque no dijo cuándo. Además, les prometió que la reforma impositiva aprobada en diciembre pasado se aplicará sin cambios (uno de los temores empresarios ante el ajuste propuesto) y que no se eliminarán los reintegros a las exportaciones, medida que fuentes oficiales confirmaron ayer que estaba bajo análisis del Gobierno. "No va a haber una reducción de los reintegros a las exportaciones. Es más, se está trabajando en la automaticidad para [agilizar] el pago a las pymes", contaron fuentes presentes en el encuentro que dijo el ministro. Varios ayer en la UIA preguntaron sobre el tema. Esa información, que el mismo oficialismo propaló, ya había llegado anteayer a automotrices, varias grandes empresas de producción de insumos industriales y a la agroindustria. Algunas versiones más políticas indicaban que era una idea para sentar a los gobernadores a trabajar en un consenso sobre el presupuesto 2019, en el que el Gobierno necesita un déficit fiscal mucho más ajustado por el acuerdo firmado con el Fondo Monetario.

Las dudas en el auditorio de la entidad fabril fueron tantas con este tema que Sica debió reafirmar, frente a los industriales, que cuando hablaba él "no solo habla el ministerio de la Producción, sino todo el Gabinete". Ayer, un secretario de Estado le confirmó a este medio que la posibilidad de eliminar los reintegros era algo que se barajaba. "Todo está verde", aclaró el funcionario. Ahora, con la promesa on the record, suena difícil que prospere.

Sica fue al encuentro con los secretarios de Industria, Fernando Grasso; de Comercio, Miguel Braun; de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer; de Simplificación Productiva, Pedro Inchauspe; de Integración Productiva, Fernando Premoli; de Transformación Productiva, Paula Szenkman, y los presidentes de la Agencia de Inversiones, Juan Pablo Trípodi; del INTI, Javier Ibáñez, y de la Comisión Nacional de Comercio Exterior, Juan Carlos Hallak. Se sumaron además los subsecretarios de Compre Argentino y Desarrollo de Proveedores, Sergio Drucaroff, y de Comercio Interior, Ignacio Werner, y el jefe de gabinete, Ignacio Pérez Riba, entre otros. Escucharon cerca de 90 empresarios industriales.

"Había preocupación. Lo querían escuchar", dijo a LA NACION el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, que destacó el conocimiento del sector y sus problemas que mostró el ministro, algo que tranquilizó al auditorio, preocupado -dijo otro de los presentes- por "las grandes dificultades de la coyuntura".

"La reunión fue muy importante. Entre los objetivos está el de trabajar para salir de los dilemas inconducentes. Uno de ellos, la contraposición entre mercado interno y externo. Necesitamos compatibilizarlos porque un mercado interno consolidado es la mejor plataforma exportadora que podemos tener", señaló Acevedo. "Hubo una coincidencia de que las altas tasas para financiar a la producción no pueden durar más de 30 o 40 días porque ponen en peligro la cadena de pago", dijo José Urtubey, vocal de la UIA.

Cerca de Sica contaron que el ministro buscó transmitir tranquilidad y pidió más diálogo entre todas las partes. En ese marco, ratificó la importancia de las mesas sectoriales pese a la renuncia la semana pasada de Martín Etchegoyen, que las coordinaba. Pidió el apoyo de los industriales para sostener la política económica, recalcó que el pacto fiscal se cumplirá, lo mismo que la reducción del déficit. "Que no quepa duda", sentenció.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.