Sica, optimista: pronosticó mejores salarios, más actividad y menos inflación

Rafael Mathus Ruiz
(0)
17 de mayo de 2019  • 15:42

WASHINGTON.- Tras la caída que mostró la inflación en abril, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, dijo en Washington que en el Gobierno son "muy optimistas" con los resultados del plan económico, señaló que las paritarias "están avanzando bien", en sintonía con una merma futura de la suba de precios, y estimó que este año el salario real no caerá.

Al cerrar una visita oficial de dos días, Sica brindó una entrevista a corresponsales argentinos en la cual brindó una mirada optimista de la realidad -marca registrada del gobierno de Mauricio Macri, aun a merced de los pronósticos errados- y le dio un guiño implícito a las negociaciones salariales cerradas en los últimos meses, incluido el aumento del 30% acordado esta semana por el gremio del comercio, el más grande del país.

"No creo que este año tengamos pérdida de salario real", evaluó el ministro.

El desenlace de las paritarias es un frente crucial en la lucha contra la inflación. En el Fondo Monetario Internacional (FMI) siguen las negociaciones con mucha atención, ya que, en la visión de los técnicos del staff, para que la caída de la inflación perdure los aumentos salariales deben mirar hacia adelante, a la expectativa futura respecto de la suba de precios, y no hacia atrás. Sica señaló que eso es lo que está ocurriendo.

"El punto de referencia viene cambiando, según la estimación de muchos sectores de la inflación. Estamos viendo que todos los sectores están, de alguna manera, mirando la expectativa inflacionaria, pero también están viendo las condiciones particulares de cada sector. Los trabajadores miran el impacto sobre el empleo, están viendo qué pasó el último año. Los empresarios y también los trabajadores miran el nivel de actividad. Todos tratan de minimizar el impacto sobre el salario real", afirmó.

"Las paritarias están avanzando bien", agregó. "No hemos visto situaciones conflictivas en términos de negociación. Creo que todos entienden la situación", completó.

En Washington, Sica se reunió con el secretario de Comercio, Wilbur Ross, a quién le pidió que acelerara el reclamo argentino por la apertura de las exportaciones de biodiésel. "Se comprometió a poner todo su esfuerzo para tener una respuesta lo más rápido posible, aunque no comprometió fechas o nada por el estilo", dijo Sica. Ross viajará a la Argentina para participar del Foro de Competitividad de las Américas.

Sica vio también al presidente del Banco Interamericano de Desarollo, Luis Alberto Moreno, y tuvo un desayuno en la poderosa Cámara de Comercio, donde contestó preguntas sobre la economía y, también, por las elecciones y el futuro del programa de reformas. Los empresarios quisieron saber qué margen de maniobra tendrá Mauricio Macri para avanzar con reformas estructurales si resulta reeelecto.

Sica dijo que la inflación continúa siendo la principal preocupación del Gobierno. Al respecto, se mostró "muy optimista" y dijo que esperaba que en mayo continuara la baja en la suba de precios que había dejado abril, aunque no quiso aventurar si estará por debajo del 3%. "Vamos a esperar", afirmó.

El jefe de Producción y Trabajo reiteró la visión oficial de que la economía ha comenzado a recuperarse. "Estamos viendo que este trimestre ya nos da la sensación que la economía se comenzó a amesetar. Creemos que este trimestre respecto del cuarto trimestre del año pasado va a ser levemente positivo. Los números que estamos viendo de abril y mayo confirman la tendencia que estábamos viendo a partir de enero de desaceleración de caídas, y sectores que empiezan a mejorar su expectativa de ventas y producción. La reactivación empieza a notarse. Hay que tener en cuenta que es muy heterogéneo", afirmó.

-Los trabajadores van a terminar perdiendo, igual...

-Hay que ver cómo termina el año paritario. La pérdida de salario de los trabajadores fue entre mayo, y, te diría, noviembre del año pasado. Las paritarias que se abrieron en noviembre, y las últimas que se hicieron este mes, trataron de compensar la pérdida del año pasado, pero, claramente, en general hubo pérdida del salario real. Depende del sector. En algunos sectores no hubo pérdida, en otros quizá la pérdida fue del 5, 7, 8 por ciento.

-¿Cuándo se termina de recuperar esa pérdida?

-La pérdida se recupera en función de la actividad, a medida que la actividad, estas tendencias que estamos observando, empiece a sostenerse y es cada vez más consistente. Esta paritaria seguramente no habrá pérdida de salario real, y a partir de ahora cada uno de los sectores, mirando a su propia productividad, podrá ir con el tiempo recuperando esa pérdida.

-¿No ve margen para una recuperación mayor?

-En términos paritarios, no creo que este año tengamos pérdida de salario real. Después hay sectores. En la carne, todos los meses hay anuncios de frigoríficos nuevos que están abriendo. Ahora, con la apertura de la carne de cerdo empieza a moverse ese sector. Los márgenes de maniobra son mucho más amplios de lo que puede tener, a lo mejor, el sector de calzado.

-¿Cuál es la nube en el horizonte?

-Nuestro principal foco de atención hoy, en el programa, sigue siendo la inflación. Tenemos una preocupación por la inflación y el empleo. Estamos muy optimistas con respecto a los resultados que nuestro programa está dando. Creo que la inflación que se anunció esta semana con respecto al mes de abril y la tendencia que estamos observando en el mes de mayo nos hacen ser optimistas respecto a la consistencia de nuestra política.

-¿Va a empezar con "2" el dato de mayo?

-Vamos a esperar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.