Michael Hammer, consultor de empresas. Siempre dije que la reingeniería no tiene nada que ver con los despidos, pero no me escucharon