Sigue el conflicto que afecta la producción del polo petroquímico de Zárate

El sindicato volvió a concretar medidas de fuerza contra unas 40 empresas, en solidaridad por los despedidos de TFL
(0)
25 de febrero de 2015  

El conflicto originado por los despidos en la firma TFL volvió a reflejarse en una paralización de las plantas industriales del polo petroquímico de Zárate, Campana y Baradero. Tras el paro de anteayer y ayer, al cierre de esta edición no había en el sindicato una decisión tomada respecto de que se volviera esta mañana al trabajo, tal como estaba previsto. ¿La razón? Según dijo a LA NACION Néstor Carrizo, tesorero del Sindicato del Personal de Industrias Químicas y Petroquímicas de Zárate, algunos empleados de la compañía Agrofina recibieron ayer telegramas de despidos.

La empresa TFL fabrica colorantes y lleva varios meses en conflicto por la desvinculación de 75 trabajadores. A fines de año había hecho llegar al Ministerio de Trabajo su pedido de apertura de un procedimiento preventivo de crisis.

Pero el 15 de enero, y según dejaron trascender ayer fuentes de la firma, ese pedido a la cartera laboral fue reemplazado por una propuesta de un "plan productivo alternativo" que planteaba continuar con la producción con un turno de jornada operaria, en lugar de tres. "El ministerio nunca respondió ni acusó recibo", señalaron las fuentes.

Lo cierto es que, mientras seguía el reclamo de reincorporación de todos los trabajadores desvinculados, se abrió una alternativa para la preservación de las fuentes laborales, alentado por la Jefatura de Gabinete. Desde el Gobierno se les pidió a las demás empresas del polo industrial (que están afectadas por el conflicto, ya que el sindicato hace un paro "solidario" que abarca a todas) que contraten al personal desafectado de TFL. Mientras que desde el lado gremial dijeron ayer que ese plan seguía en pie, un directivo de una de las empresas afectadas señaló que la actitud del sindicato, al impedir la producción en las fábricas, alejaba la posibilidad del acuerdo. De hecho, agregó que para hoy estaba prevista una reunión para tratar de avanzar con ese tema, pero se canceló.

Controversia por lo ambiental

Desde el sindicato se indicó también que la planta de TFL había quedado clausurada tras una inspección y por cuestiones ambientales. Fuentes de la empresa se ocuparon ayer de desmentir "los recientes rumores acerca de un posible daño ambiental". Y agregaron que "TFL siempre ha cumplido rigurosamente con los protocolos de normas de seguridad ecológicos y ambientales".

Además, informaron que la firma estaba en convocatoria de acreedores y que "en reiteradas reuniones con el Gobierno ha manifestado su interés estratégico de continuar operando en el país".

Según Carrizo, el sindicato le pide a la empresa una definición respecto de si se va o se queda a producir en la Argentina. Para el dirigente gremial, la firma busca dejar de fabricar para importar los productos y sólo comercializarlos.

Son unas 40 plantas fabriles las que se ven perjudicadas por la medida de fuerza, que incluyó movilizaciones con corte de ruta. Entre otras plantas fabriles, están afectadas por el conflicto las que tienen en Zárate las empresas Lanxess (insumos para curtiembres), Monsanto (herbicidas), Petrobras (materiales para la industria plástica), Bunge (urea), Dak (pet para la elaboración de botellas) y Praxair. Esta última es fabricante de oxígeno medicinal para hospitales, y en diciembre pasado, ante otro paro "solidario", había presentado una demanda penal contra el sindicato por los efectos de un eventual desabastecimiento para el sector sanitario. Anoche, Carrizo señaló que la medida de fuerza no afectaba la línea de producción ni la distribución del insumo para la atención de la salud.

Denuncian a la empresa de Paul Singer

  • La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) denunció ayer ante el juez Daniel Rafecas a la empresa Delphi Packard Argentina, controlada por el fondo buitre del millonario Paul Singer, por "alteración orden económico y financiero" al acusarla de "vaciamiento y cierre". Al parecer, la firma habría comunicado "a sus más de 470 empleados que próximamente cerrará sus puertas".
  • La empresa había recibido unos $ 17 millones en beneficios de la promoción industrial, pero en el organismo conducido por Ricardo Echegaray destacaron que no se había aplicado para fomentar el empleo en la provincia de San Juan, donde estaba radicada la fábrica, perteneciente previamente al grupo Pescarmona.
  • Pese a esta denuncia de cierre, fuentes del Ministerio de Industria dijeron que directivos de la empresa se habían comprometido anteayer, en una reunión con la ministra Débora Giorgi y su par de Economía, Axel Kicillof, a vender la empresa a uno de los oferentes: el jefe de la UIA, Héctor Méndez, o el empresario de la CGE, Enrique Ruffo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.