Sigue la sangría del BCRA, que ayer perdió US$ 120 millones

Los esfuerzos oficiales están concentrados en contener el "contado con liqui" y acelerar la devaluación del dólar oficial; ayer llegó a $ 6,11
Florencia Donovan
(0)
27 de noviembre de 2013  

El mercado cambiario no da tregua. Pese a que el nuevo gabinete económico intenta, en el corto plazo, recuperar la confianza de los inversores con la renuncia de Guillermo Moreno, anuncios de inminentes subas de tarifas y un acuerdo con Repsol por la expropiación de YPF, en la City porteña el Banco Central (BCRA) sigue teniendo que desprenderse de reservas para contener la demanda de dólares. Ayer, la autoridad monetaria vendió US$ 120 millones y el dólar minorista escaló otro centavo y medio, a 6,11 pesos el tipo vendedor.

El Central pareciera estar convalidando en las últimas semanas una devaluación más acelerada del tipo de cambio oficial. Pero aun así no logra tentar a los exportadores para que vendan sus dólares. Mientras que, por su parte, los importadores están tratando de acelerar sus compras de divisas, precisamente, porque descuentan que más adelante deberán pagarlas más caras.

"En el mercado cambiario, la decisión del equipo económico de mandar un proyecto de ley al Congreso para subirles el impuesto interno a los autos de alta gama sólo generó más incertidumbre", opinó el responsable de cambios de un banco de primera línea. "Porque si la demanda de divisas por los autos de lujo era menos de 800 millones de dólares al año, más expectativa hay todavía de que el nuevo equipo económico anuncie pronto algo para el turismo, que representa un déficit cambiario de más de 8000 millones de dólares. Por eso todo el mundo sigue teniendo incentivos para anticipar consumos de divisas", ilustró la fuente, que pidió no ser identificada.

Con las ventas de dólares de ayer, las reservas del BCRA cerraron la jornada en US$ 31.400 millones (US$ 117 millones menos que el viernes). El ritmo de fuga se vino acelerando sobre todo a partir de la semana pasada, ya que el BCRA perdió en esos cinco días más de US$ 900 millones, casi lo mismo que había perdido en toda la primera quincena del mes.

En el equipo económico han asegurado en diversas ocasiones que no llevarán a cabo medidas bruscas que puedan afectar a la gente. Por lo que quedaron descartados, al menos por ahora, el desdoblamiento cambiario o una devaluación más profunda. En cambio, la estrategia de la entidad que conduce Juan Carlos Fábrega pasa, en estos días, por intentar achicar lo más posible la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo, para así desalentar las compras en el blue y, al mismo tiempo, contener las expectativas de devaluación.

Para contener el precio en el circuito paralelo, ayer y a lo largo de toda la semana pasada el BCRA estuvo vendiendo bonos en dólares (el denominado Bonar 17). En la entidad consideran que controlando el denominado dólar de contado con liquidación, que es el que surge en forma implícita al comprar bonos en dólares en el mercado local y luego venderlos en el exterior, le ponen un techo al billete en el mercado paralelo. Ayer, de hecho, el dólar blue bajó once centavos, a 9,81 pesos.

"El Central vendió unos 15 millones de dólares en Bonar 17. Viene así hace por lo menos 20 días. Hay que ver cuántos tiene en cartera para sostener esta política", advirtió otro operador, de un banco internacional.

Si bien en la City muchos descuentan que tarde o temprano el BCRA presentará alguna medida para reprimir la fuga de divisas por turismo, otros creen que podría postergarse la decisión, ya que, de otra forma, los pesos excedentes que los consumidores hoy vuelcan a paquetes turísticos o autos de lujo podrían terminar presionando sobre el mercado paralelo.

Danza de nombres

En el mercado, entretanto, existe gran expectativa por los nombres que elegirá el Gobierno para completar el directorio del Banco Central, hoy con cinco vacantes. Tras la salida de Pablo López, quien a pedido de Kicillof dejó el BCRA para hacerse cargo de la Secretaría de Finanzas, la mesa chica del ente monetario quedó constituida por sólo dos directores, además del vicepresidente, Miguel Ángel Pesce, y de Fábrega.

En la City consideran que sería una buena señal para el mercado cambiario que Fábrega lograra rodearse en el directorio por hombres de perfil más bien técnico. En los últimos años, la mayoría de las incorporaciones fueron de políticos o abogados que poco conocimiento tenían de la actividad bancaria.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.