Sigue la toma en Gestamp y dispara una pelea gremial

Para Smata, la acción es "política"; reunión con el Gobierno
(0)
31 de mayo de 2014  

La crisis laboral en la autopartista Gestamp mantiene paralizada a gran parte de la industria automotriz. Por la falta de los insumos que provee esa empresa, Volkswagen Ford y PSA (Peugeot-Citroën) se vieron forzadas a paralizar por completo su producción de automóviles.

El gobierno nacional, el provincial y la empresa se reunieron ayer por la mañana para buscar una salida a la toma que protagonizan desde el martes nueve trabajadores atrincherados en protesta por 69 despidos que definen como "encubiertos y arbitrarios". La empresa de capitales españoles, en cambio, habla de "medidas disciplinarias".

Fuentes de la compañía dijeron a LA NACION que en la reunión convocada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich -en la que participaron el gobernador Daniel Scioli; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el ministro de Justicia, Julio Alak; el secretario de Seguridad, Sergio Berni; la secretaria de Trabajo, Noemí Rial; el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, y el secretario general de Smata, Ricardo Pignanelli-, se "expresó la postura" empresarial y todos se comprometieron a "trabajar para resolver el conflicto". Los trabajadores, en tanto, sostienen que "la empresa se mantiene intransigente" y que seguirán reclamando la reincorporación de los empleados despedidos.

Gestamp no es la única firma autopartista en problemas. En los últimos días, Lear debió suspender 330 trabajadores por la menor demanda de parte de la industria automotriz.

Ayer la crisis del sector derivó en una disputa entre los partidos de izquierda y la cúpula sindical, que dirige Pignanelli, hombre cercano al Gobierno. La comisión interna y los cuerpos de delegados de varias automotrices, que responden a Smata, publicaron solicitadas en varios diarios en las que critican los "mezquinos intereses políticos" y culparon al "Partido Obrero y la izquierda en general" de incentivar a diario el "ejercicio anárquico de imponer representación a través de la coacción de los trabajadores". Además llamaron "idiotas útiles" a los empleados atrincherados en Gestamp y los acusaron de cometer un "delito". También el presidente de AFAC (la cámara de autopartistas), Fabio Rozenblum, dijo en una entrevista radial que la toma en Gestamp tiene motivaciones "políticas".

Las réplicas no tardaron en llegar. "El Smata defiende a las patronales", tituló un comunicado del Partido Obrero, que acusa a la directiva del sindicato de sacar una "costosísima solicitada" en lugar de defender a los trabajadores contra los despidos y las suspensiones. Desde el PTS, en tanto, expresaron su "profunda preocupación" por la solicitada de Smata, "donde llaman a terminar con la «anarquía» y atacan de forma brutal a los trabajadores que están luchando por sus puestos de trabajo en la autopartista Gestamp".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.