Siguen en puja por el Suquía

El Hipotecario elevó su oferta y el Santa Fe cuestionó la venta
(0)
27 de abril de 2004  

La puja por obtener el control del Nuevo Banco del Suquía, entidad en proceso de reprivatización que desde hace dos años administra el Banco Nación por medio de un fideicomiso constituido para tal efecto, tomó nuevo impulso ayer cuando uno de los bancos que compiten por esa institución mejoró su primera oferta y otro planteó objeciones al trámite.

El cruce se produjo al vencer el plazo del llamado a mejorar ofertas que realizó el comité a cargo de evaluar a los participantes en la licitación, tras haber otorgado el 15 del actual el carácter de preferida a la presentada en la primera vuelta por el Banco Macro-Bansud.

En esa oportunidad, la oferta del banco que preside Jorge Brito (a su vez, máxima autoridad de Adeba) recibió 18,53 puntos (sobre 20 posibles), contra 12,65 del Nuevo Banco de Santa Fe, 10,54 del Hipotecario y 5,40 del grupo Roggio. Y dispuso que los que decidieran mejorar su propuesta debían hacerlo superando los 288,5 millones de pesos ofrecidos por el Macro-Bansud.

Sin embargo, dos de los bancos que decidieron seguir en la compulsa (Roggio parece haberse excluido) plantearon distintos tipos de objeciones sobre la manera como se computó esa cifra y, por lo mismo, sobre la forma en que se la evaluó.

Imputaciones

En estos términos, por ejemplo, el Hipotecario se limitó a elevar en $ 22 millones su oferta (de $ 118 a 140 millones), con lo que mejoró su presentación, pero quedó lejos de la realizada por el Macro-Bansud.

Esa actitud responde a la estrategia del Hipotecario, que no le pide dinero al Seguro de Depósitos (Sedesa) para llevar adelante la adquisición, en tanto que "el Macro pidió una ayuda de $ 120 millones a Sedesa y además propuso la emisión de un bono por $ 100 millones, que también le sería vendido a Sedesa", señaló una fuente vinculada con el proceso. Con similar argumento el Nuevo Banco de Santa Fe, que había participado en la primera fase para la adquisición del Suquía con un ofrecimiento de 151 millones de pesos por su compra, explicó en una nota al Banco Nación que no participó de esta nueva etapa para proponer mejoras porque "objetivamente todavía no se ha determinado si la propuesta declarada como oferta preferida existe o no".

En un comunicado, la entidad controlada por el grupo Eskenasi señaló que "el oferente subordinó su validez y eficacia al otorgamiento por parte de Sedesa de dos aportes no reembolsables por la suma total de 220 millones de pesos" y recordó que en su oferta no se contempla "ningún pedido de asistencia financiera del Estado", por lo que la volvió a reivindicar como "la mejor oferta".

El Nación informó ayer que el resultado final de esta compulsa se conocerá el 4 del mes próximo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.