Mercado de Valores. Siguió la euforia que desató Repsol