Por Brasil y las trabas al dólar, se deteriora el comercio exterior

Las exportaciones cayeron en enero 18% y las importaciones, 19%
Paloma Bigio
(0)
25 de febrero de 2015  

En el arranque del año, la balanza comercial del país volvió a mostrar claros signos de deterioro. Tanto las exportaciones como las importaciones cayeron fuertemente: 18 y 19 por ciento, respectivamente. Las ventas al exterior totalizaron US$ 4294 millones -la cifra más baja desde enero de 2010-, mientras que las compras sumaron US$ 4221 millones.

Los especialistas no esperan una mejora, no al menos para el primer trimestre del año, y menos con el panorama actual de recesión, pérdida de competitividad, menor actividad y trabas a las importaciones. Según destacan los analistas, la caída de las importaciones se explica principalmente por la ínfima entrada de divisas y el tira y afloja del Banco Central (BCRA), reacio a concederles dólares a los importadores.

Según los datos publicados ayer en el informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el saldo comercial de enero 2015 cerró con un superávit de US$ 73 millones, resultado que fue mayor que el de enero de 2014, cuando el saldo comercial fue de US$ 35 millones. Sin embargo, en aquel entonces la caída en las exportaciones había sido de 8% y de 4% en las importaciones.

Durante enero se puso un límite muy estrecho a las importaciones industriales. Hubo unos pocos días en los que se liberaron las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), pero eso no fue suficiente para que se prolongara al mes siguiente la fluidez comercial. La combinación de la caída de los valores exportados, el esquema administrativo del BCRA, la Secretaría de Comercio y también la AFIP juntaron fuerzas para lograr un saldo positivo, que llegó a 4221 millones de dólares.

"El crecimiento del superávit comercial se dio por una represión muy fuerte a las importaciones, que incidieron mucho durante enero", dijo el economista Mauricio Claverí de Abeceb.com, quien explicó que se dejaron entrar importaciones "con cuentagotas" por la fuerte presión por parte del BCRA. "A ese panorama se le sumaron la caída de la actividad y la recesión que viene como herencia del año pasado", agregó.

"Éste es sólo un mes más, un mal resultado en una cadena de caídas sucesivas", dijo Marcelo Elizondo, economista de la consultora DNI, quien también apuntó a las trabas a las importaciones. Elizondo explicó que "las tradicionales DJAI están trabadas", pero que "el segundo límite más grave fue que el Banco Central no estuvo ni está concediendo dólares a los importadores aunque ya hayan tenido sus declaraciones juradas aprobadas".

En cuanto a los sectores, Claverí explicó que el manufacturero es el más comprometido tanto para la importación como para la exportación. Y agregó que "la caída ininterrumpida de las exportaciones ya tiene más de dos años, sobre todo por la agravada pérdida de competitividad". En tanto, el comercio de Brasil pasó (y pasa) un mal momento y no logra reaccionar "Bajó su demanda y es nuestro principal mercado de las exportaciones", dijo Claverí.

Por otro lado, Elizondo adjudicó la caída de las exportaciones al hecho de que los productos manufacturados aquí se venden a países latinoamericanos que están en un momento de apreciación del dólar respecto de sus monedas locales, y no encuentran competitivos los precios argentinos. "Excluyendo la industria automotriz, el problema más claro está en que los costos de producción en la Argentina medidos en dólares son muy altos y se vuelve muy difícil competir con otros mercados", agregó.

Las exportaciones apenas lograron alcanzar los US$ 4294 millones en enero, el valor más bajo desde el 2010. A nivel de destinos, las mayores caídas correspondieron a los valores de los envíos de bienes al Mercosur (-25%), Chile (-35%) y la Unión Europea (-19%).

Perspectivas negativas

"El comercio exterior este año va a caer otra vez", estimó Elizondo. "Este primer trimestre va a seguir cayendo por la pérdida de competitividad, y además, a los exportadores locales les está resultando muy complejo no solamente atender clientes tradicionales, sino también asumir nuevos compromisos. Los exportadores están esperando que se aclere el panorama cambiario", agregó.

Para Claverí, el panorama tampoco es alentador y afirmó que esta situación se va a mantener durante todo el primer trimestre debido a que por un tema de estacionalidad no abundan los granos para vender al exterior y agregó que las importaciones "van a sufrir mucho porque el Gobierno va a ser muy cuidadoso con la salida de dólares".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.