De Vido lanzará una campaña para mejorar su imagen pública

Busca despedirse con una "revitalización en la identidad visual del Ministerio"; el contrato fue adjudicado en forma directa a la UTN de La Plata
Pablo Fernández Blanco
(0)
10 de agosto de 2015  

Se parece a una reivindicación de fin de ciclo. Cuatro meses antes del cambio de gobierno, el ministro de Planificación, Julio De Vido, uno de los funcionarios más longevos del kirchnerismo, pero también entre los más cuestionados, puso en marcha un plan para mejorar la percepción pública de su cartera. El gran objetivo: "revitalizar" la imagen del Ministerio en los próximos meses mediante un ambicioso plan que contemple desde la distribución de folletos hasta la realización de campañas de comunicación masiva en todos los soportes disponibles.

La convocatoria de Planificación tiene la forma de una licitación, pero sólo en apariencia. Se trata, en realidad, de una contratación directa que estará a cargo de la Facultad Regional de La Plata de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), una de las casas de estudio más solicitadas por esa cartera. El plazo para presentar la oferta venció el último viernes.

Planificación lanzó la convocatoria a través de la contratación directa 36. Le pide a la UTN que desarrolle acciones que permitan "revitalizar la identidad visual del Ministerio". Además, pide "revitalizar la identidad de los planes nacionales TDA [Televisión Digital Abierta] e IC [Igualdad Cultural]", así como integrar esa marca a los planes nacionales Enamorar, Cibersalud y Talento Humano, entre otros, bajo una sola línea.

Tanto por el momento como por su alcance, la convocatoria de Planificación es curiosa. De Vido llegó al Gobierno junto con el presidente Néstor Kirchner, en mayo de 2003. Durante la mayor parte del kirchnerismo fue el funcionario más fuerte, a tal punto que se lo señala como uno de los impulsores de la salida de Roberto Lavagna del Ministerio de Economía en noviembre de 2005. Luego perdió poder a manos de hombres como Guillermo Moreno, primero, y Axel Kicillof, después.

El funcionario tiene motivos para intentar mejorar la imagen de su cartera, ya que algunos escándalos fueron opacando el brillo de De Vido. El primero fue el denominado caso Skanska, por supuesto pago de sobreprecios en la construcción de gasoductos. El jefe de Planificación y otros ex funcionarios, como Daniel Cameron, Fulvio Madaro (Enargas) y Néstor Ulloa (Nación Fideicomisos) fueron sobreseidos por la Sala I de la Cámara Federal en septiembre de 2011.

Menos suerte tuvo De Vido con el sector de transporte. El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, que trabajó bajo su órbita, tiene abiertas varias causas, entre otras cosas por el supuesto recibimiento de dádivas y malversación de fondos por la compra de trenes a España y Portugal.

El peor golpe a De Vido se lo asestó la tragedia ferroviaria de Once. Poco después de que el 22 de febrero de 2012 una formación de la ex línea Sarmiento chocara en la plataforma 2 y causara la muerte de 51 personas, la presidenta Cristina Kirchner le quitó el manejo del área de transporte y se la pasó a Florencio Randazzo, por aquel momento ministro del Interior. Es una caja que sólo este año tiene un presupuesto de $ 32.381 millones.

De todas maneras, los años en el poder y los conflictos no menguaron el apetito político del ministro, que ocupará el sexto lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires del Frente para la Victoria. Por lo que es muy probable que el año próximo ocupe un escaño en la Cámara baja.

Planificación le pidió a la UTN que lo acompañe en el "diseño de estrategias de comunicación orientadas a la difusión de las obras y otros proyectos ejecutados por el Ministerio".

La convocatoria aclara que "el objetivo de todas las estrategias que se requieran será el de orientar al Ministerio en el desarrollo de acciones" que le otorguen mayor "visibilidad", para generar impacto "en la sociedad".

La cartera de De Vido aclaró que podrá pedir una cantidad muy variada de piezas: banners, folletería, cartelería interior y exterior, señalética, tótems rígidos digitales, stands, propuestas de ambientación de salas, sitios web, aplicaciones para dispositivos móviles, edición de videos y animaciones.

También pidió colaboración para realizar eventos propios que combinarán workshops, paneles de debate, exposiciones, charlas informativas y conferencias.

La convocatoria prevé la participación del Ministerio en ferias, congresos, exposiciones y otros eventos organizados por terceros, algunos de ellos "de interés político".

En lo que respecta a su imagen, De Vido se mostró como un planificador de mediano plazo. El convenio tendrá una duración de 12 meses desde su fecha de suscripción. Es decir, perdurará en la próxima administración, de la cual no sólo no se sabe quién la encabezará, sino que tampoco si seguirá existiendo una cartera de Planificación.

Con respecto a los pagos, habrá un anticipo de 20% del monto total. El resto se hará tras la aprobación de los avances presentados por la UTN. El monto del contrato debería conocerse esta semana.

Principales puntos

Plan integral

El trabajo de la UTN incluirá la imagen del Ministerio de Planificación y la de planes como Televisión Digital, Igualdad Cultural, Cibersalud y Talento Humano

Mediano plazo

El convenio tendrá una duración de 12 meses desde la firma: seguirá vigente en el próximo gobierno

Forma de pago

Anticipo del 20% y el resto, tras la aprobación de avances presentados por la UTN

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.