Suben los pasajes al exterior y limitan a 90 días las compras por anticipado

El BCRA recortó la semana pasada el cupo de divisas a la mitad y las principales aerolíneas reaccionaron con el cierre de vuelos promocionales; no incluyen los de cabotaje
El BCRA recortó la semana pasada el cupo de divisas a la mitad y las principales aerolíneas reaccionaron con el cierre de vuelos promocionales; no incluyen los de cabotaje
Florencia Donovan
(0)
2 de noviembre de 2015  

El sueño de la clase media de visitar Miami quedará, a partir de ahora, un poco más lejos. Ante la imposibilidad de hacerse de los dólares para pagar en el exterior el mantenimiento y los servicios de sus aviones, algunas de las principales líneas aéreas decidieron cerrar sus tarifas promocionales y, en determinados casos, hasta dejar de vender pasajes con más de 90 días de anticipación al vuelo. Así, un ticket a Miami, que hasta hace sólo días se conseguía por 9000 pesos fuera de temporada, ahora rondará los 17.000 pesos.

El de Miami, sin embargo, es apenas uno de los tantos destinos afectados. Si bien entre hoy y mañana algunas compañías estarán participando del Cyber Monday, el evento de ofertas desarrollado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) para promover las compras online, la mayoría de las ofertas de vuelos se concentrará en los destinos domésticos. A diferencia de otros años, ya casi no habrá ofertas para volar al exterior.

American Airlines, que opera dos vuelos diarios a Miami, uno a Nueva York y seis semanales a Dallas, es una de las empresas que decidieron tomar medidas al ver restringido su cupo de divisas. Según confirmaron a LA NACION, ya eliminó de su oferta los pasajes baratos y, además, dejó de vender nuevos tickets con más de 90 días de antelación.

"El mensaje, más que el precio, es ponerse en una situación de menor competitividad para desalentar la venta", explicó una fuente que conoce de cerca el funcionamiento de la compañía. Hasta hace apenas semanas la empresa tenía una gran demanda de tickets de residentes argentinos, como todas las aerolíneas. Pero ya había decidido recortar temporariamente sus tarifas promocionales después de las elecciones primarias, las PASO, cuando el Banco Central (BCRA) endureció el cepo cambiario para importadores y empresas. Desde entonces, sus ventas ya habían bajado un 50%.

Según confiaron a LA NACION en una agencia de viajes, hasta la semana pasada la oferta general también era más reducida para tickets emitidos con alguna fecha a partir de los 120 días. Pero la situación de todas las líneas aéreas internacionales, sobre todo las más grandes –que son las que tienen mayor necesidad de dólares–, empeoró la semana pasada, después de que, pasada la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el BCRA volviera a recortarles hasta un 50% el cupo de divisas autorizado.

Por esta razón, según señalaron en agencias de viajes, el grupo Latam (la compañía que surgió de las fusiones de Lan y TAM) también decidió esta semana cerrar sus tarifas promocionales para sus vuelos internacionales. Consultados al respecto por LA NACION, en Lan Argentina no dieron detalles, pero confirmaron la decisión.

Todas las líneas aéreas destinan una porción de sus vuelos a tarifas promocionales (los pasajes tienen distintas letras, según la tarifa). La proporción varía según las necesidades de la compañía. Pero ahora, dado que no pueden hacerse de los dólares para pagar sus costos, las empresas sólo están vendiendo los tickets de tarifas más caras como estrategia para desalentar la demanda de residentes argentinos. Las empresas necesitan dólares para pagar desde la comida y la tripulación hasta los contratos de leasing de los aviones que operan.

De bandera, más cara

En Aerolíneas Argentinas, en tanto, afirmaron a LA NACION que la empresa "continúa su política de ventas sin modificación alguna". Además, voceros de la compañía aclararon: "El valor de las tarifas es competitivo con el resto de las aerolíneas". Sin embargo, en las principales agencias de viajes en Internet era fácil ver ayer que las tarifas ofrecidas por la línea de bandera para algunos de los destinos internacionales que opera eran similares a las de las aerolíneas que ya tomaron medidas. Por ejemplo, para volar directo a Río de Janeiro en la primera semana de marzo Aerolíneas Argentinas estaba cobrando ayer $ 7600, contra 7900 de TAM; mientras que un ticket ida y vuelta a Miami para la última semana de este mes se conseguía a partir de los $ 16.300, contra los $ 18.400 de Lan o $ 19.900 de American Airlines. "Se achica la oferta y pueden cobrar más", explicó otra fuente de la industria.

Las grandes líneas aéreas ya sufrieron en Venezuela el quedar atrapadas en una abrupta devaluación con millones de dólares en ventas por cobrar, y no quieren que en la Argentina les suceda lo mismo. El umbral de tolerancia de las casas matrices de muchas compañías extranjeras con el país es muy bajo, precisamente a partir de la experiencia que tuvieron con el chavismo.

"Hay mucho nerviosismo en la industria", admitieron en otra línea aérea internacional, que por ahora no modificó su política de ventas. "Poco a poco van a ir todos adoptando medidas", anticipó.

Después de las PASO, y preocupadas por el faltante de dólares, las líneas internacionales que operan en el país habían acordado en la cámara que las agrupa enviar cartas a sus respectivas embajadas para que fueran ellas las que hicieran gestiones con el Gobierno. Pero no tuvieron demasiada suerte. Quedaron sujetas a las mismas restricciones que todos los importadores y las compañías de otras industrias, como la automotriz.

Del editor: cómo sigue. Las aerolíneas prefieren vender menos por el temor de no cobrar a tiempo los dólares que necesitan para pagar costos; así esperan el cambio de gobierno

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.