A los empresarios les gusta el interior