Diseñar proyectos a partir de una mirada sensible de la realidad

Ayudar al desarrollode las personas con dificultades, un motor de varias iniciativas,Ejecutivos y emprendedores contaron cómo son sus estrategias sustentables
Lucila Lopardo
(0)
26 de mayo de 2019  

Catalina Hornos tenía 21 años cuando decidió hacer una experiencia de voluntariado en Añatuya, Santiago del Estero. Como psicopedagoga, iba a dar apoyo escolar en una escuela rural. "Una directora de la escuela a la que fui me dijo que no necesitaban gente que se llevara a los mejores promedios dándoles becas, sino alguien que se quedara, y eso me marcó. Volví a Buenos Aires y me capacité como psicóloga. Y cuando volví a Santiago me quedé por seis años", contó en la mesa de Management 2020.

En ese tiempo creó la Asociación Civil Haciendo Camino, que se dedica a capacitar tanto a los niños como a sus familias para luchar contra la desnutrición infantil. "Trabajar en desnutrición es trabajar con la familia, enseñar a administrar los pocos recursos para que lleguen a fin de mes. Trabajar en el vínculo madre e hijo vale la pena. Sé que no voy a hacer un cambio global, pero sí lo voy a hacer en esa casa y en esa familia", contó.

Pero el impacto de la experiencia no solo hizo que Hornos modificara su vida profesional, sino que también se animó a adoptar a siete chicos que hoy ya son parte de una familia. "Tenía a mi novio en Buenos Aires; queríamos integrar la familia, pero yo le dije que volvía con siete chicos. Después tuvimos a los nuestros", relató. Hoy conviven con la hija de otro matrimonio de su marido y los dos hijos que tienen en común, más otro que está en camino.

Jairo Trad, fundador de Kilimo, nació en un pueblo de 700 habitantes en Traslasierra. "Allí llueve 200 milímetros al año, pero para tener algo de agricultura se necesitan 800 milímetros. Todo se riega con canales, como en las viejas épocas", contó. Y recordó a su abuelo, quien a las 12 de la noche salía al campo para garantizar el riego. Hoy su abuelo mantiene la plantación de orégano. "Muchos de los productores regionales se están muriendo porque el contexto agrícola es complejo y la tecnología que necesitan tomar para ser sustentables es compleja. ¿Cómo hacemos para que esta tecnología le llegue a un tipo que tiene que ver el celular en el sol, arriba de la cosechadora, y que lo quiera usar? Ese fue nuestro disparador para la actividad", explicó.

La realidad que Trad vivió desde pequeño lo llevó a pensar en una solución sencilla y eficiente para gestionar el agua en las producciones agrícolas. "Nuestra aplicación le dice al productor: 'La semana que viene tenés que regar 20 milímetros", ejemplificó.

Gastón Gorali, CEO de Mundoloco CGI, la productora de animación que cofundó con el director Juan Campanella, contó a los presentes la historia de Ian, el protagonista del último corto animado que produjo y que lleva su nombre.

Ian es un chico argentino que nació con falta de oxígeno en el momento del parto y hoy tiene parálisis cerebral. Cuando tenía seis años iba a rehabilitación a un lugar que daba justo al patio de una escuela primaria, desde donde los chicos le hacían bullying.

Sheila, su mamá, creó una fundación para ayudar a los chicos que sufrían lo mismo que Ian. También escribió un libro y siempre lleva un ejemplar encima para entregárselo a quien se burla de su hijo. "Con el corto queríamos combatir la ignorancia y no la maldad", explicó Gorali. Y cerró con su reflexión: "Escucharla a ella contar la historia nos generó inmediatamente empatía a todos, y muchas empresas se sumaron para acompañar el proyecto. Creo que la clave está en tratar de generar un impacto alrededor tuyo. Acá lo único que queríamos hacer era exponer el caso de Ian como ejemplo de lo que nos pasa a nosotros como sociedad, en general".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.