Cómo darle orden a nuestras lecturas digitales

Martina Rua
Martina Rua PARA LA NACION
(0)
9 de noviembre de 2019  

Hace unos días se cumplieron 50 años de la creación de Internet, esa ventana al mundo que puso la información global al alcance de un par de clics. Tener acceso a videos, notas, fotos, artículos útiles para nuestro trabajo, películas o redes sociales es sumamente fácil. Ahora, que no se pierdan dentro de las 36 pestañas de la compu abiertas, ventanas superpuestas del navegador, cientos de chats, fotos y links ya es otro tema más complejo.

La escena se repite: estás en el colectivo mirando Twitter y ves que tu revista favorita publicó una historia larga e interesante, arrancás por los primeros párrafos, pero llega el momento de bajar. ¿Cómo ordenar esa masa que crece sin pausa de cosas interesantes que queremos leer "cuando tengamos tiempo"?

Recetas universales no hay, como para todo lo relativo a la productividad, pero hay un mix de opciones para que pruebes y mezcles como mejor te resulte.

Vamos desde las más "pro" hasta las más caseras. Sé que somos muchos los nostálgicos que seguimos extrañando al agregador de noticias (RSS) Google Reader, una herramienta que nos organizó allá por 2005 cuando todavía estábamos sorprendidos de la cantidad de fuentes que nos permitía conocer la web.

Si bien las aplicaciones se multiplicaron, voy a proponerles las más usadas y las que sobreviven en mi celular sin que las borre, aunque no las use de manera metódica.

Pocket es una gran opción. Es una app y también una extensión que se puede agregar al navegador, permite guardar todo tipo de links, subrayar lo que más nos interesa y poner etiquetas por temática. Además, funciona como red social ya que podemos seguir a otros usuarios para ver sus lecturas, al mismo tiempo que pueden seguir nuestros videos y artículos guardados.

Otras opciones muy similares, pero sin ser red social son Instapaper, Readability o Paperspan, todas con un diseño simple e intuitivo donde las imágenes nos ayudan a encontrar rápidamente lo que guardamos.

Dentro de las redes sociales, la que por su naturaleza es ideal para conocer y seleccionar información es Twitter.

Luego de años de usar el botón de "me gusta" para guardar tuits para más tarde, desde hace algunos años existe la opción "elementos guardados" o "bookmarks" para recopilar todo lo que quieras leer luego.

Por mi trabajo, Twitter es una de mis principales fuentes de acceso a personas e instituciones que me interesan, por lo que uso muchísimo esta opción a la hora de intentar ordenar mis lecturas digitales.

Otra casera, pera infalible es la de mandarnos mails a nosotros mismos. Levante la mano el que se mandó un correo, le vibró el teléfono y fue a la casilla a ver qué había llegado. Vamos, no me dejen sola. En este momento de los 58 mails sin leer de mi casilla tengo 18 que me los "auto mandé". No me juzguen.

Otra que hago mucho es tomar capturas de pantalla, pero esto requiere luego ir a sitio de donde las tomé y hacer clic, por lo que implica más pasos que copiar los links. Ahora mismo tengo 400 capturas de pantalla en el celu. Sí, júzguenme.

En ascenso

Pero la estrella del momento para el soliloquio digital es WhatsApp y los grupos "con nosotros mismos". Ajá, a esto hemos llegado.

Para tenerlo, armás un grupo de dos personas y luego quitás al "intruso" y te quedás charlando con vos mismo. Avisale al otro así no piensa que te atacaron los malos modales.

Una vez solos, empieza la auto conversación, elegí una foto y un nombre y recordá que verás ese contacto todos los días. Poner una frase cómica y alentadora es la mejor opción.

Hice la consulta en Twitter para conocer los más originales y de 300 respuestas elegí un par para ustedes. La imagen más usada es la del hombre araña por duplicado señalándose mutuamente. Los mejores nombres: "Sigo acá", "Yo-Ismo", "Dory", "Yo-yo", "I me mine", "El diván", "FMI (for my information)", "Gemelo Malvado", "Me, Myself and I", "Mrs Hyde", "Asuntos internos", entre otras locuras. Me reí fuerte con muchos.

La información a la que podemos acceder no parará de crecer, llegará de cada vez más plataformas y con más formatos.

Poder priorizar la información, elegirla y curarla según nuestros intereses o necesidades laborales es un trabajo de artesano que, como tal, lleva un período de adquisición de hábitos, pruebas y contrapruebas hasta encontrar el mejor mix de herramientas para leer, mirar o escuchar los contenidos de la mejor manera posible.

Sonido recomendado para leer esta columna: "Ceremony", de New Order.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.