Sobre el negocio hotelero

Su futuro y potencial se evaluaron en un seminario que organizó la Universidad de Palermo
(0)
12 de mayo de 2003  

La conducción de un hotel exige estrategias certeras para afianzar un negocio considerado complejo y exigente. Justamente para realizar una gestión favorable hace falta poner en marcha acciones concretas y eficaces.

Como define Pablo Donofrio, gerente general del hotel Emperador, "un ordenado alineamiento de todos los sectores y un conocimiento integral hacia dónde ir en forma conjunta son algunos de los ítem contundentes que permitirán determinar la estrategia que redundará en la eficacia operativa".

Aunque el tema despierta mucho interés, a menudo suele hacerse una interpretación apresurada de lo que significan las condiciones cambiaras, muchas veces circunstanciales para el negocio hotelero.

"Estamos viviendo un proceso que no es bueno para el país en su conjunto, que es el del turista que llega favorecido por el cambio del dólar. Si la Argentina estabiliza su peso y logra tener un equilibrio razonable, ese turismo tenderá a desaparecer y surgirán proyectos hoteleros más sustentables. Pero para lograrlo se necesitan condiciones propensas a la inversión. Si no hay actividad económica no hay viaje de negocios. No hace falta inversión", destaca el director ejecutivo de Red Hospitality Consulting, ingeniero Gustavo Llambías.

Para el consultor, el negocio hotelero presenta una ecuación clara que debe respetarse siempre. Con un tramo importante de inversión en activo físico y mobiliario, y otro muy trascendente de gestión, operación y mantenimiento en el tiempo, esto debe traducirse en correctos diseños, planificación y gerenciamiento sostenidos, como garantía de rentabilidad.

Según el licenciado Massimo Praga, otro de los directores ejecutivos de Red Hospitality Consulting, "para lograr un proyecto hotelero exitoso lo que menos hay que hacer es apostar. Este es un negocio que permite prever y estimar situaciones, con manejo de salidas y alternativas, y uno de los errores estratégicos más comunes se refiere al planteo de proyectos que sólo responden a un momento coyuntural, imposible de sostener en el futuro".

Si bien las rentabilidades dentro de este sector suelen ser menores respecto de otros negocios inmobiliarios, "se aceptan porque son menos volátiles. Lo que se pretende es que se mantengan a través del tiempo" coinciden Llambías y Praga.

Los inmuebles reciclados, como es el caso de algunos edificios antiguos de oficinas, comienzan a estar en la mira de algunos inversores locales, que ya empiezan a mostrar cierto interés por integrarlos al mercado hotelero.

"En Buenos Aries hay edificios maravillosos por recuperar y ésta es una buena opción para tener en cuenta -enfatiza el arquitecto Daniel Fernández, del Estudio Daniel Fernández y Asociados, al referirse a la importancia de su recuperación y puesta en valor-. Creo que es una alternativa por revisar, que tiene otra ventaja importante: la de la inversión hotelera que recupera edificios."

Pablo Donofrio, actual gerente general del hotel Emperador, aportó que "el desarrollo del negocio hotelero --al margen del volumen o de la escala con que fue concebido- no deberá descuidar otro ítem igualmente esencial como es el diseño de los servicios y el público potencial al que se dirige".

El licenciado Gabriel Klein, de la Consultora Marketing System, basó el éxito de la planificación de lugares para un plan de turismo en la prioridad de los actores íntimamente relacionados con la actividad y la sociedad, mediante un proceso organizado de participación. "El plan estratégico es una herramienta que nos marca un camino y nos ayuda a alcanzarlo. No es una simple estrategia desligada del actor", comentó al destacar la diferencia.

María Amalia García

Los proyectos que vienen

  • El grupo Regal Pacific, integrado por capitales chilenos y de Hong Kong, comenzaría la construcción de un nuevo hotel en pleno microcentro. Según las fuentes, se trataría de un emprendimiento de 9000 metros cuadrados donde se invertirían varios millones de dólares. Los planos se encontrarían aprobados y el inicio de obra estaría previsto para estos días.
  • El hotel Mercure del Grupo Accor, en Puerto Madero, cercano al emprendimiento El Porteño, tiene prevista la finalización de la obra nueva para este año.
  • Reciclado

  • El Palacio Duhau Park Hyatt, sobre la avenida Alvear, está en pleno reciclado, con una superficie de 21.000 m2
  • El proyecto de Philipe Stark con la recuperación del edificio El Porteño, en Puerto Madero, prevee su lanzamiento para mayo de 2004 con un mix de departamentos y hotel. Son 24.000 m2 y una inversión de 37 millones de dólares.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.