Solo el 30% de los ejecutivos cree que la economía mejorará el próximo semestre

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Ignacio Federico
(0)
17 de octubre de 2019  • 15:31

MAR DEL PLATA.- Los números son contundentes a la hora de mostrar el deterioro de la actividad: para el 82% de los hombres de negocios la economía empeoró, según reveló la encuesta de Expectativas de Ejecutivos, que realiza la consultora D'Alessio IROL entre 240 consultados y que presentó hoy en el 55º Coloquio de IDEA.

Según el relevamiento, para el 52% la situación está "mucho peor" y para el 30% "moderadamente peor". Los factores más negativos fueron la inestabilidad política, los errores en el plan económico, la inflación, la incertidumbre, la devaluación post PASO y la caída de la actividad. Y respecto de a qué atribuye los problemas de la situación argentina, el 70% dijo que al déficit fiscal, el 45% mencionó la confianza y el 34% la falta de acuerdos entre las distintas fuerzas políticas.

"Hay una caída de todos los indicadores. Pero la caída se suaviza de cada al futuro", analizó Eduardo D'Alessio, director de la consultora. Se refiere a que, según la encuesta, un 37% de los consultados dice que el siguiente semestre la situación estará peor (un 27% dijo "moderadamente peor"), un 32% que se mantendrá igual y un 31% que estará mejor (28% "moderadamente mejor").

Los optimistas provienen sobre todo del área de servicios. "La industria es el epicentro del pesimismo, tuvo que hacer el ajuste por la falta de divisas", analizó el economista Luis Secco, quien también formó parte la presentación. Y le puso números: el sector primario tuvo un superávit de US$22.000 millones, mientras el déficit de la industria es de US$14.000 millones.

Además, la evaluación actual de la situación económica es la peor desde 2002. En un índice que va de 0 (mucho peor) a 100 (mucho mejor), el promedio de la visión de los hombres de negocios fue 19 para el semestre que va de mayo a octubre de este año, según el estudio. El año pasado había sido de 23, mientras que 2002 había caído a 3.

Esta evaluación está muy por debajo de la expectativa que tenían los ejecutivos cuando se les preguntó hace seis meses cómo estaría la economía hoy: el índice daba 70, es decir, la realidad fue marcadamente inferior que la expectativa. Para el próximo semestre la expectativa se ubica en 47. "Hay una leve mejora en términos relativos en el indicador. Pero en tres de las últimas cuatro encuestas hubo frustración de expectativas", aclara D'Alessio.

El escaso optimismo que muestran los ejecutivos hacia el futuro se sustenta en las exportaciones: el 37% de los consultados cree que los envíos de su empresa al exterior aumentarán dentro de doce meses, mientras que el 45% dice que no se modificarán y el 18%, que disminuirán. Según Secco, las exportaciones crecen un 12% en cantidades, sobre todo por el aumento de la cosecha una vez pasada la sequía.

Las inversiones, en cambio, pasan por "el punto más alto de pesimismo de la serie" (que arranca en julio de 2009) y su nivel se ubica en menos del 13% del PBI. "No se recupera", agrega Secco. Los empresarios coinciden: el 56% cree que los desembolsos disminuirán en los próximos 12 meses, mientras que el 22% cree que no se modificarán y solo el 12% dice que aumentarán. "Las inversiones caen al orden de magnitud del segundo semestre de 2014", dice el informe.

Para las ventas tampoco hay buenas perspectivas: un 36% dice que disminuirán en un año, pero un 34% cree que aumentarán. ¿Y el empleo? Solo para 2 de cada 10 consultados aumentará moderadamente. Par el 47% disminuirá.

La rentabilidad corporativa corre la misma suerte. Para el 64% disminuirá y sólo el 14% dice que crecerá. Para el 22% se mantendrá.

A la hora de hablar de precios con respecto a la inflación en el último año, el 55% dijo que fue menor (43% en el caso de la industria y 58% en el caso del sector de los servicios) y el 18% dijo que fue mayor (26% y 15%, respectivamente). "Todos los sectores pierden contra la inflación, si bien los servicios lo hacen en mayor medida", analiza el informe.

Un análisis aparte mereció la cadena de pagos, una de las cuestiones muchas veces castigada durante tiempos de crisis y que afecta sobre todo a las pymes. Cuatro de cada diez consultados dijeron que se extenderán los plazos de cobranza, mientras que más de cinco dijeron que se mantendrán igual.

Elecciones, en la mira

A pocos días de las elección presidencial, se les preguntó a los empresarios qué creen que sucederá durante el futuro gobierno. Y las respuestas fueron contundentes: ven un escenario con mayor presión sindical (62%) y con aumento de impuestos (61%), pero con baja de la las de interés (58%), caída en los salarios reales (49%) y menor acceso al crédito de largo plazo (48%).

Respecto de la inflación, el 44% dijo que se mantendrá igual, el 30% que aumentará y el 26% cree que disminuirá. En tanto, para la mitad de los consultados las tarifas se mantendrán y tres de cada diez dijeron que aumentarán.

Dólar, tasas y riesgo país

La encuesta también indagó sobre qué creen los hombres de negocios que pasará con las principales variables de la economía de acá al 10 de diciembre, cuando asumirá el gobierno que gane las elecciones.

El 53% dijo que el dólar aumentará y solo 1% cree que bajará. Para el 5% se mantendrá igual, para el 26% tendrá pequeñas oscilaciones y par el 15% habrá grandes oscilaciones. "Esto demuestra que hay mucha incertidumbre", dijo D'Alessio.

En cuanto a las tasas, para el 22% aumentarán y para el 9% bajarán. Otros dijeron que tendrán pequeñas (30%) o grandes (16%) oscilaciones. El riesgo país bajará para el 8% de los consultados y subirá para el 38%. Se mantendrá igual para el 18% y tendrá grandes (14%) o pequeñas (22%) modificaciones. "De estos datos se desprende que para algunos ya está demasiado alto", aportó Secco.

Salarios y retención, en la mira

Los salarios, la retención de talentos y la reforma impositiva integraron el podio de temas más importantes para el próximo año, con 49%, 34% y 32%, respectivamente (eran respuestas múltiples). Le siguieron la obtención del crédito (30%) y la tensión sindical (23%).

Pero entre los factores principales que se requieren para aumentar la competitividad del país mencionaron la reforma impositiva (65%), la baja de la inflación (56%), la reforma laboral (50%) y el buen funcionamiento de las instituciones y la Justicia (35%). Un dato: solo el 10% obtuvo la construcción de consensos basados en la división de poderes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.