Cómo escuchar música ayuda a tu éxito profesional

Crédito: Gentileza Mercado Libre
Martina Rua
(0)
17 de agosto de 2019  

"Spread your Wings", de Queen, para entrar a la iglesia el día de mi casamiento; "Qué bonito", de Alberto Rojo, cuando vi a mi hijo por primera vez; "Still Breathing", de Green Day, cuando completé mi primera carrera. La música tiene un rol significativo en muchos momentos de nuestra vida y les da sonido y textura en nuestra memoria a eventos que se imprimen en el recuerdo con esas melodías que suenan de fondo.

Además, la música tiene el poder de influenciar nuestro estado mental y nuestra habilidad para hacer cosas como un acelerador de productividad. Entonces, saber qué tipo de melodías generan determinados estados mentales y sentimientos nos permite ponerlas a jugar a nuestro favor. Por ejemplo, cuando escuchamos música que disfrutamos, nuestro cerebro libera el neurotransmisor dopamina, que nos hace sentir bien y reduce el estrés y la ansiedad. En un estudio de un metaanálisis de 400 estudios del tema publicado en la revista Trends in Cognitive Sciences se analizó el efecto de la música en pacientes que tenían que someterse a una cirugía. Se les pidió que escucharan música que les gustara o tomaran un ansiolítico y se hicieron las comparaciones de los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Los que escucharon música sintieron menos ansiedad y estrés que los que tomaron el ansiolítico.

Como tiene el poder de modificar nuestro humor, también es una herramienta para lograr foco y concentración. Pero no toda la música genera lo mismo. Por ejemplo, la música con letra reduce la performance en el trabajo, mientras que la instrumental puede aumentar la productividad. De hecho, un estudio de Applied Acoustics mostró que cuantas más voces suenan, menor productividad. Así que un candombe uruguayo coral o "Rapsodia Bohemia" no serían buenas elecciones.

Tiene un rol protagónico también en el desempeño físico. Escuchar música que nos motive ayuda a reducir el aburrimiento y mejora la calidad del ejercicio. De acuerdo con un estudio del psicólogo deportivo Costas Karageorghis, la música incrementa la capacidad de ejercitarnos más tiempo más duro y demora la fatiga. Sé que suena la música de Rocky Balboa ahora mismo en tu cabeza.

Ayuda además a hacer más disfrutables las actividades repetitivas y también se ha demostrado que elegir música familiar, ya conocida, sirve más para hacer foco que la música desconocida.

El neurólogo Oliver Sacks estudió por más de 40 años al cerebro humano, y en su libro Musicofilia desentraña los "milagros" cognitivos que produce la música en las personas y como resulta en una herramienta curativa. Sacks explica que no hay un único punto en el cerebro que procese la música, sino que hay entre 20 y 30 redes neuronales esparcidas en todas las regiones que analizan diferentes componentes de la música desde su estructura hasta la melodía. "La inexpresable profundidad de la música, tan simple de entender y a la vez tan inexplicable, es debida a que reproduce todas las emociones de nuestro ser más íntimo, pero enteramente sin realidad y alejado de su dolor", poetiza.

Según el neurólogo la música no tiene poder para representar nada en particular o externo, pero tiene el poder único de expresar estados internos y sentimientos. "La música puede traspasar el corazón directo, no necesita mediación". Quizás el filósofo Friedrich Nietzsche haya exagerado en decir "sin música, la vida sería un error", pero seguro sería menos productiva. ¿La buena noticia? Estamos sólo a un play de ponerla a jugar a nuestro favor.

Sonido sugerido para leer la columna: "Skipping Stones", de Dan Reynolds.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.