Suben los pedidos de bienes durables y baja el desempleo semanal en EE.UU.