Suscriptor digital

Suizos irrespetuosos

(0)
28 de marzo de 2000  

EL CHALTEN, Santa Cruz (De un enviado especial).- Si en El Chaltén puede desarrollarse una saludable democracia directa, no fue la menor de las paradojas de este verano un episodio que involucró a dos ciudadanos suizos que hicieron poco honor al país que es cuna de la democracia directa.

En una evidencia de la fuerte conciencia cívica de El Chaltén, un arriero y baqueano de la región, Gerardo Gómez, que pasaba por el campamento de altura de Río Blanco -donde acampan los montañistas que escalan en la zona-, notó que dos personas habían hecho fuego pese a la expresa prohibición establecida.

Se acercó a recordarles que allí no se puede hacer fuego por el riesgo de incendiar el bosque y fue maltratado verbalmente por los dos acampantes, que casi no hablaban castellano.

El arriero bajó al pueblo e informó a la oficina de Parques Nacionales, que envió a una guardaparque al día siguiente para hacer respetar la regla. También fue mal recibida y maltratada por los dos montañistas, de origen suizo, que volvieron a resistir la orden de no encender fuego.

El jefe del Parque Nacional Los Glaciares, Adrián Falcone, decidió enviar entonces a fuerzas de Gendarmería.

Los dos turistas irrespetuosos fueron obligados a abandonar el campamento, se labró un acta de infracción y debieron identificarse para impedir su futuro ingreso en un parque nacional. Se llaman Stephan Schneeg (26 años) y Cristopher Schmocker (27) y debían presentarse a pagar la multa correspondiente en la ciudad de El Calafate.

Según indicó a La Nación el señor Falcone, "no se presentaron en la fecha establecida en El Calafate ni se volvió a saber más de ellos".

Nota a la embajada

Para las autoridades del parque, la situación no es del todo desconocida. Según indicaron a La Nación , "aunque en general los extranjeros son gente muy respetuosa de la naturaleza, hay casos de ciudadanos de países donde existe un severo control que al llegar a un lugar tan amplio y solitario se sienten inclinados a hacer lo que no harían en su propio país".

Para dejar constancia del hecho, la dirección del parque nacional Los Glaciares envió una nota informativa sobre la situación a la embajada de Suiza en Buenos Aires.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?