Sumó menos de lo esperado el tramo II del canje local

La operación total llegó a 56.000 millones
(0)
8 de diciembre de 2001  

El Gobierno recibió ayer ofertas por algo más de 5300 millones de parte de los inversores minoristas y las empresas que poseían títulos de la deuda pública nacional o provincial canjeable, un monto que se suma a los 50.044 millones que había captado el viernes último al cerrarse el plazo para la presentación de las posturas de los bancos y las AFJP locales.

De esa cifra total, 1307 millones corresponden a bonos nacionales, en tanto que los 4000 millones restantes son títulos de deuda emitidos oportunamente por las provincias. Desde Washington, el ministro Cavallo calificó el resultado como "una buena noticia", pese a que el monto de adhesiones recibidos en la semana pasada dista de lo que esperaban en el Palacio de Hacienda. "Pero al menos suma", explicó a LA NACION otro funcionario al sostener el concepto del ministro.

El resultado final de la primera fase del canje de deuda acumuló entonces presentaciones por 42.376 millones, en el segmento nacional, y otros 14.000 en el provincial, con lo que la operación llega en total a los 56.000 millones.

Las presentaciones

El Ministerio de Economía recibió ayer 2129 ofertas en bonos nacionales y cerca de la mitad en provinciales, aunque al cierre de esta edición no se habían logrado terminar de contabilizar.

Según datos revelados por fuentes bursátiles, la red de agentes y sociedades de Bolsa participó del tramo minorista con casi US$ 900 millones, con lo cual se desprende que el grueso de ofertas de bonos nacionales pasó por el mercado local y que el aporte que hicieron los tenedores empresarios o minoristas de bonos que habitualmente operan con los bancos fue mínimo. En Economía tomaron con especial cuidado este dato que algunos juzgaron como demostrativo del poco espíritu de cooperación que pusieron algunas entidades. Sin embargo, otros vincularon a los escasos incentivos que tenían las entidades para convocar a los minoristas, dado que no percibieron comisión por esta operación.

En este canje de deuda, el Gobierno recuperó bonos nacionales que pagan tasas de hasta el 13% y provinciales que rendían más del 23% y entregará a cambio préstamos a un máximo del 7% anual garantizados por el cobro de impuestos.

El Gobierno espera conseguir de esta manera un ahorro de US$ 4000 millones en concepto de pago de intereses para el año próximo que lo ayude a cerrar lo más cercano con el déficit cero este año, ya que el canje de títulos es retroactivo al 6 de noviembre. El ahorro alcanzaría 1300 millones de dólares en pago de intereses de las provincias, a los que se sumarán unos 3700 millones de la Nación.

En las operaciones de ayer participaron los tenedores mayoristas y minoristas que deseaban cambiar sus títulos provinciales y bonos nacionales, en este último caso exceptuados los bancos y las AFJP.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.