Swiss reducirá su flota y despedirá alrededor de 3000 empleados

(0)
25 de mayo de 2003  • 10:01

GINEBRA.- La dirección de la compañía aérea Swiss estudia un plan radical de saneamiento, que incluye una importante reducción de su flota así como la eliminación de alrededor de 3000 de los 9000 puestos de trabajo actuales.

El dominical suizo de lengua alemana Sonntagszeitung informó hoy sobre esos planes y afirmó que la compañía ve en ese plan la única posibilidad de supervivencia.

Según el plan, del que se informará oficialmente el próximo 23 de junio, los aviones utilizados en las rutas intercontinentales se reducirán de los veinticinco actuales a dieciocho.

Los reactores más pequeños, utilizados en el tráfico regional, se integrarán en la nueva filial "Swiss-Express", y sufrirán también un recorte, sólo se conservarán entre treinta y cuarenta.

La plantilla de Swiss se reducirá de los algo más de 9000 empleados actuales a unos 6000, lo que tendrá consecuencias negativas sobre el nivel de empleo en otros servicios como mantenimiento de aviones o atención a los pasajeros.

Según el dominical, Swiss no tiene otro remedio: o demuestra con su nuevo plan a los bancos que puede sobrevivir como empresa y podrá devolver los créditos obtenidos o fracasará como su predecesora Swissair.

A los pilotos procedentes de esta última, que ganan actualmente más que sus colegas llegados de la regional Crossair, se les pedirán sacrificios.

Al mismo tiempo se les dorará la amarga píldora con un plan que no renuncia a los Airbus en beneficio de los Embraer, más pequeños, sino que tratará de reducir costos mediante la venta de billetes por internet.

De esa forma se trata de que Swiss pueda competir con las compañías de vuelos baratos como RyanAir, Easyjet y con otras surgidas últimamente en Alemania.

Swiss vende sus billetes para vuelos europeos más caros que Easyjet, pero es menos rentable que esta última dado que sus Airbus vuelan con muchos asientos vacíos en los trayectos cortos, como Zúrich-Londres o Zúrich-París, explica el periódico.

Debido a la actual crisis económica mundial, muchas empresas obligan a sus dirigentes a aprovechar las líneas más baratas como Easyjet.

La compañía quiere ahora retirar del servicio seis A321, los de mayor capacidad. Una solución más radical, que habría sido la sustitución de los diecinueve A319/320 por aparatos más pequeños como los Embraer, tropezó con el rechazo de los pilotos.

Mientras tanto, afirma el periódico, Swiss negocia con la alemana Lufthansa una posible fusión, que sólo será posible si la compañía suiza reduce sensiblemente su flota de aviones para trayectos intercontinentales.

Cuando hace un año aproximadamente, Swiss trató con Lufthansa la posibilidad de unirse a su alianza, esa última exigió de la suiza que redujera su flota de largo recorrido para dejarla en sólo quince aviones.

Con el nuevo plan, que la dejaría en dieciocho, Swiss se aproxima a las exigencias de Lufthansa.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.