Telefónica elevó su presencia en Telecom Italia y se reabrió el debate local

El Gobierno anticipó que estudiará que el negocio no viole el acuerdo de competencia entre ambas en la Argentina
Florencia Donovan
(0)
25 de septiembre de 2013  

El negocio de telefonía volvió a sacudirse en la Argentina. Telefónica de España informó ayer que incrementó indirectamente su participación en Telecom Italia, dueña en el país de Telecom, y desde el gobierno de Cristina Kirchner anticiparon que revisarán si la operación vulnera el compromiso asumido por ambas operadoras para mantener la competencia en el mercado local.

Según informó la agencia oficial Télam, el ministro de Planificación, Julio De Vido, instruyó a la Secretaría de Comunicaciones (Secom) y a la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC) para que "estudien y analicen toda la información, tanto oficial como periodística" de la operación, y ordenó asimismo que se dé parte a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC).

Desde el Gobierno deslizaron que podría quedar anulado así el acuerdo que, tras varias idas y venidas (que incluyeron dos años de denuncias judiciales, potenciales ofertas de compra y hasta amenazas de estatización de Telecom de Argentina), firmaron en 2010 las operadoras con el gobierno de Cristina Kirchner, y con la anuencia del ex presidente Néstor Kirchner.

El problema surge porque, en la Argentina, el negocio de telefonía se encuentra concentrado en apenas un puñado de jugadores, entre los cuales Telecom Argentina y Telefónica son claramente los más fuertes. En telefonía fija, por caso, el negocio está dividido entre ambas operadoras, mientras que en telefonía móvil se suma la competencia de la mexicana Claro, y en banda ancha está presente el Grupo Clarín, con Fibertel, además de algunos operadores menores.

"Hoy estamos estudiando todo. Ellos tienen un acuerdo que se firmó en 2010. Lo hemos auditado, ida y vuelta, para mirarlo todo el tiempo. A priori esto es una cosa que es para mirar, para ver si afecta la competencia en la Argentina. En principio lo vamos a mirar con mucha rigurosidad", anticipó a LA NACION una fuente cercana al Gobierno.

En Brasil, por lo pronto, el ministro de Comunicaciones, Paulo Bernardo, afirmó ayer que los reguladores brasileños no permitirán que la española Telefónica sea la controlante de TIM Participacoes y de Vivo, por lo que deberán exigir la venta de una de las operadoras a algún jugador nuevo. "Un grupo no puede controlar dos empresas de ese tamaño, tiene el impedimento de la legislación", dijo. LA NACION intentó comunicarse sin éxito con voceros de Telefónica de España, que no respondieron a los mensajes.

La empresa que preside César Alierta comunicó ayer a la Bolsa que acordó con sus socios de Telco, la mayoría de ellos bancos -Generali, Intesa Sanpaolo y Mediobanca-, aumentar su participación en la sociedad del 46% actual al 64,9 por ciento. La operadora española incrementaría así su presencia en Telecom Italia, ya que Telco es dueña de 22,39% de las acciones ordinarias de italiana, que, al mismo tiempo, posee 68% de Sofora Telecomunicaciones, la sociedad que controla Telecom Argentina. El 32% restante de Sofora está en manos de la familia Werthein. Pero el acuerdo de la empresa española con sus socios de Telco incluye un plan de tres etapas que, de contar con el visto bueno de los organismos reguladores, terminaría habilitando a Telefónica de España a hacerse del 100% de la sociedad.

Por ahora, en esta primera etapa, Telefónica de España sólo se hará de acciones sin derecho a voto de Telco. De ahí que en su comunicado a la Bolsa destacara que se mantiene sin cambios el acuerdo de gobierno con Telco y "todas las obligaciones de Telefónica de abstenerse de participar o influir en aquellas decisiones que afectan a los mercados en los que ambas compañías están presentes".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.