Preocupación en la industria automotriz. Temen una avalancha de importados en el sector