"Tenemos que hacer ofertas más ambiciosas"

Lo afirmó Fischler, comisario de la UE
Alejandro Rebossio
(0)
29 de abril de 2004  

El comisario europeo de Agricultura, Franz Fischler, llegó ayer a Buenos Aires por dos arduas negociaciones: el acuerdo con el Mercosur y la estancada ronda de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Tras un almuerzo con el ministro de Economía, Roberto Lavagna, en el que la parte local comprobó lo lejos que aún está el pacto con la Unión Europea (UE), Fischler recibió a este cronista.

Más tarde se encontró con los ministros de Planificación, Julio De Vido, y de Exteriores, Rafael Bielsa. Participó de una comida con el presidente del Mercosur, Eduardo Duhalde.

-¿Cómo anduvo con Lavagna?

-La Argentina tiene una clara intención de alcanzar un acuerdo ambicioso y nosotros, también. Tendremos una reunión del nivel técnico la próxima semana en Bruselas. Preparamos la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la UE y América latina que se reunirán en México (el 28 de mayo), donde intentaremos establecer la ruta final para acordar en octubre.

-Usted dijo anteayer que la oferta del Mercosur es muy pobre...

-Hasta ahora no hay propuestas formales sobre la mesa. Estamos preparando el intercambio de las ofertas. Dije que tenemos que hacer ofertas ambiciosas en los dos lados. No nos queda mucho tiempo.

-Usted dijo que el Mercosur debe liberalizar más los servicios.

-Es verdad que nuestra negociación es con el Mercosur, pero la situación no es igual en cada país.

-¿Usted apunta contra Brasil?

-No tiene sentido mencionar a nadie hasta que se presenten las ofertas.

-El Mercosur está disconforme con la oferta informal de la UE de la semana pasada porque excluye alimentos procesados y pescados.

-Mostramos parte de la oferta, pero vamos a ofrecer algo en esas áreas.

-En la cumbre UE-América latina de 2002, pactaron con Chile, ¿ya es el turno del Mercosur?

-No podemos declarar en mayo que tenemos un acuerdo para octubre.

-Aunque haya acuerdo, seguirán los subsidios agrícolas de la UE.

-Se desconoce lo que hicimos en los últimos años. La mayoría de las ayudas dejó de estar vinculada con la producción. La justificación de la ayuda también cambió: en el futuro daremos dinero a los agricultores que estén en condiciones de producir con calidad, y no en cantidad. Esta nueva PAC es más amigable al comercio.

-¿Es más fácil liberar la agroindustria que las materias primas?

-Es más difícil cambiar el sistema en el sector primario porque la agricultura es mucho más que producir leche o carne. En Europa tenemos una alta densidad de población y los agricultores proveen un buen medio ambiente, embellecen el paisaje y conservan la herencia cultural.

-Europa y EE.UU. dicen que no les preocupan la negociaciones que cada uno está haciendo con el Mercosur, ¿cómo puede ser?

-Hay que ver los comentarios que vienen del norte del continente: es fácil para ellos decir que no les interesa el Mercosur porque no hay acuerdo. Pero nosotros necesitamos llegar a un tratado que demuestre que podemos cooperar más que lo establecido en un acuerdo panamericano.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.