Termina la recesión en EE.UU., pero no los problemas