Textiles: el Gobierno logró demorar un fallo contrario

Hoy vencía el plazo que fijó el tribunal arbitral para que la Argentina levantara la salvaguardia que le aplicó a Brasil, pero un pedido de aclaratoria le dio más tiempo
(0)
25 de marzo de 2000  

El gobierno argentino logró postergar por lo menos por algunos días la obligación de levantar la aplicación de cupos para la importación de textiles desde Brasil.

El tribunal arbitral del Mercosur decidió que la Argentina debía desmantelar en 15 días la salvaguardia a la importación de tejidos de algodón y sus mezclas desde Brasil.

El plazo vence hoy, pero anteayer el Ministerio de Economía envió a la sede administrativa del Mercosur en Montevideo un pedido de aclaratoria del fallo, lo que suspendió el plazo de 15 días.

El gobierno argentino solicitó al brasileño durante la negociación de ayer un plazo de entre 30 y 60 días para levantar la salvaguardia, y en ese lapso buscar que los empresarios hagan un acuerdo.

Si la Argentina se comprometiera a dar marcha atrás en ese tiempo extra, le exigiría a Brasil que levantara el panel que abrió por este caso en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El negociador brasileño José Botafogo Gonçalves le dijo al vicecanciller argentino, Horacio Chighizola, que el lunes próximo respondería ese pedido de prórroga, pero le advirtió que era muy difícil, porque los productores de su país no tienen ánimos de acordar con sus pares argentinos.

Sin embargo, el mismo Botafogo Gonçalves dijo a La Nación que es el gobierno brasileño el que no quiere aceptar una prórroga en el levantamiento de la medida, porque estaría mostrando que no se cumplen los fallos del tribunal.

Fuentes industriales aseguraron que en el Ministerio de Economía ya se han resignado a que la medida deberá ser levantada porque "no les queda espacio político para sacar medidas unilaterales".

Cupos sin efecto

Si el Gobierno finalmente hace caso al fallo y saca los cupos, toda la jugada política que comenzó hace nueve meses terminaría sin lograr siquiera parcialmente el efecto buscado.

En junio de 1999 el anterior gobierno comenzó a analizar la posibilidad de aplicarle a Brasil una salvaguardia en textiles utilizando las normas del Acuerdo de Tejidos y Vestidos (ATV) de la Organización Mundial de Comercio, que es el acuerdo que rige el comercio de textiles entre los países miembro del organismo internacional.

Las salvaguardias que permite el ATV es la fijación de un cupo máximo medido por años.

En el caso argentino, la medida comenzó a regir el 31 de julio de 1999. Es decir que aún no finalizó el primero de los tres años que duraría la salvaguardia.

Fuentes de la Federación de Industrias Textiles Argentinas explicaron que sólo en uno de los tejidos protegidos ya se agotó el cupo anual. Esto significa que en el resto el cupo, al no haberse acabado, no provocó ninguna merma en las importaciones desde Brasil.

Según cifras oficiales, desde enero de 1999 hasta enero de 2000 las importaciones de tejidos de algodón desde Brasil mantuvieron su tendencia, sin grandes oscilaciones.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?