Tímido respaldo de la UIA a las nuevas medidas económicas