Toyota acelera su marcha para reducir los costos

La automotriz busca volver a la rentabilidad tras dos años seguidos de pérdidas
(0)
23 de diciembre de 2009  

TOKIO—Con la presión de su segundo año consecutivo de pérdidas, Toyota Motor Corp. está emprendiendo una nueva ofensiva para producir carros de manera más eficiente y a menores costos. La iniciativa forma parte del plan de la automotriz japonesa para recuperar la rentabilidad pese a un yen más fuerte y la disminución de incentivos por parte de los gobiernos en mercados clave.

El mayor fabricante de autos del mundo por volumen pidió a sus proveedores en una reunión el lunes que quería que le ayudaran a alcanzar su objetivo de recortar el costo de autopartes en 30% en los próximos tres años, dijo una fuente al tanto.

La empresa ha fijado metas de reducción de costos más radicales bajo un programa llamado RRCI, que combina dos iniciativas actualmente en curso, afirmó la fuente. RRCI es un acrónimo de "Ryohin (calidad), Renka (bajo precio), Costos e Innovación."

Toyota ha seguido un plan de reducción de costos de "Innovación de Valor" para nuevos modelos desde 2005. El programa agrupa los componentes de autos en decenas de categorías y reduce los costos en cada segmento.

Golpeada por la crisis financiera, la compañía lanzó el año pasado un programa de "Análisis de Valor" para reducir el costo de producir sus actuales modelos de autos. La medida busca simplificar los procesos de producción y utilizar materiales de manera más eficiente.

La iniciativa refleja la determinación del presidente de Toyota, Akio Toyoda, de conducir a la automotriz de vuelta a la rentabilidad en su próximo año fiscal. Toyota ha proyectado una pérdida neta de 200.000 millones de yenes (US$ 2190 millones) para el presente año fiscal que culmina en marzo, su segundo año consecutivo de pérdidas, a pesar de implementar medidas para recortar costos en más de US$ 4850 millones este año.

La presión sobre los fabricantes para volverse más eficientes se intensifica a medida que las automotrices globales apuntan cada vez más hacia mercados emergentes como China, donde la mayor parte de la demanda es de autos pequeños y económicos, que ofrecen márgenes de ganancias más bajos.

"Los consumidores se inclinan por carros más chicos de bajo precio, por lo que las automotrices sienten la presión para recortar costos", señaló Shigeru Matsumura, un analista del Centro de Investigación SMBC Friend.

Toyota proyecta que las ventas mundiales caerán 7% en el actual año fiscal, pero espera que crezcan en regiones como Asia y América lwwwatina, donde los consumidores prefieren autos de menor tamaño.

Por separado, la automotriz informó que dejará de distribuir vehículos de Volkswagen AG a sus concesionarios en Japón para fines de 2010 como consecuencia de la revisión de la estructura de ventas globales del fabricante alemán.

Los concesionarios de Toyota comenzaron a comercializar autos de su par alemán en 1992 y representaron 21.774 de los 45.522 vehículos de ­Volkswagen vendidos en Japón en 2008, lo que la ayudó a convertirse en la marca extranjera de mayor venta en Japón. La automotriz alemana también vende vehículos a través su propia red de concesionarios en Japón.

A pesar de las noticias sobre las renovadas iniciativas para reducir costos y la revisión de su asociación con Volkswagen, los inversionistas en la Bolsa de Tokio se enfocaron más en la reciente caída del yen frente al dólar. Las acciones de Toyota cerraron 2,2% al alza el martes, ayudadas principalmente por un yen más débil.

Toyota, al igual que otras automotrices japonesas, se vio afectada en el segundo semestre de su año fiscal cuando el yen alcanzó su nivel máximo en 14 años contra el dólar. Esto disminuyó el efecto de las ganancias obtenidas en el exterior e hizo que los vehículos fabricados en Japón fueran más caros en otros países.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.