Transbrasil dejó de volar por no poder pagar el combustible

Hay pasajeros argentinos afectados
(0)
5 de diciembre de 2001  

SAN PABLO.- La compañía aérea brasileña Transbrasil dejó de operar desde el lunes a la noche, situación que puede afectar a algunos cientos de argentinos que compraron sus pasajes para volar a Brasil durante las próximas semanas.

Transbrasil suspendió sus vuelos por no tener combustible para sus aviones. Shell, la proveedora de la compañía, no está entregando combustible por falta de pago. Desde hace dos semanas, también, Transbrasil Buenos Aires está sin sistema de reservas, por falta de pago para las empresas proveedoras de dicho software (Sabre y Amadeus).

"Estamos con algunos problemas internos; mejor llame el lunes", es la respuesta inicial que reciben los pasajeros en la sede de Transbrasil en Buenos Aires. Tras una breve insistencia es posible saber que quien tiene un pasaje de Transbrasil hasta el 7 de diciembre puede endosarlo para viajar por otra compañía siempre y cuando esa aerolínea tenga lugares disponibles. Para quienes tienen pasajes para días posteriores, aún no hay respuesta. Si compró por agencia de viajes, lo más recomendable para el pasajero es que su agencia intente transferirlo para otro vuelo en otra compañía, aún después del 7 de diciembre.

Argentinos que debían embarcar desde Florianópolis el lunes a la madrugada fueron trasladados a hoteles, y apenas podrán regresar hoy, según informó un agente de Transbrasil en Buenos Aires.

Están suspendidos por tiempo indeterminado los vuelos que diariamente, a las 4.10 de la mañana, salen de Buenos Aires rumbo a San Pablo con escala en Florianópolis.

La compañía sólo asegura que puede endosar los pasajes para otras compañías para vuelos hasta el 7 de diciembre. "Lo que ocurrirá después no lo sabemos, estamos esperando respuesta de nuestra base en Brasil", explicó el mismo agente.

El único vuelo diario de Transbrasil desde y hacia Buenos Aires transporta 132 pasajeros (Boeing 737-300 y 737-400) y estaba casi completamente vendido hasta febrero. Son entre 6000 y 9000 pasajeros.

"Para los que compraron los pasajes para diciembre la devolución del dinero estaría garantizada", aseguró a LA NACION Gabriel Sánchez, socio gerente de la operadora de turismo de Buenos Aires All Seasons. Sánchez explicó que no es exactamente Transbrasil la que opera en la Argentina, sino una GSA (Agencia Autorizada de Ventas), y que esa empresa aseguró tener a disposición de los operadores turísticos todo el dinero de las ventas recientes, y que ese dinero sería devuelto en caso de ser necesario.

Destino a la quiebra

En Brasil el desconcierto es total. "Los estamos persiguiendo para que nos den una explicación de lo que va a ocurrir. Estamos con miles de pasajes vendidos y sin ninguna explicación", dijo a LA NACION la gerente de Marketing de la agencia Agaxtur, Audrey Morón, que tiene una oficina en la calle Florida.

Mediante un comunicado, Transbrasil informó que no logró cumplir un acuerdo de pagos pendientes que tenía con Shell, y que al no tener combustible la empresa no logró seguir operando, después de 46 años. La empresa, sin embargo, no admite haber quebrado o estar cerrando las operaciones, sino apenas parando para reestructurarse y poder continuar funcionando.

Transbrasil le debe poco más de US$ 400 millones al gobierno brasileño y a proveedores. En los últimos meses despidió a 900 de sus 2900 empleados. Algunos comenzaron a manifestarse en los aeropuertos. "Transbrasil, Vuelo 171, con destino a la quiebra", decía un cartel en el aeropuerto de Congonhas, en San Pablo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.