Tras años como copiloto, Jeff Smisek asume los controles de Continental

(0)
31 de diciembre de 2009  

Cuando Jeff Smisek asuma el viernes la presidencia ejecutiva de Continental Airlines Inc., solo tendrá que moverse unos cuantos metros, al menos inicialmente.

Como director general y segundo de a bordo de la aerolínea durante cinco años, Smisek ha tenido una oficina adjunta a la del actual presidente ejecutivo, Larry Kellner. Este último anunció en julio que dejará el operador aéreo con sede en Houston a fines de año para encabezar una nueva firma de capital privado.

Como presidente ejecutivo, la misión inmediata de Smisek, de 55 años, será conducir nuevamente al camino del crecimiento y la rentabilidad a la cuarta aerolínea de Estados Unidos por tráfico de pasajeros. Tal vez más adelante reconsidere las negociaciones de fusión con United Airlines, de UAL Corp., que se descarrilaron el año pasado, pero que podrían crear la mayor aerolínea del mundo.

Continental es una de las pocas aerolíneas estadounidenses que no pasó por la corte de bancarrota en la última década. La alta gerencia de la compañía ha disfrutado por algún tiempo de una reputación de inteligencia y estabilidad. Smisek y Kellner han colaborado estrechamente desde 1995, cuando el entonces presidente ejecutivo, Gordon Bethune, los contrató como lugartenientes. Bethune fue relevado por Kellner a fines de 2004. "No tengo intención de revolucionar Continental", dijo Smisek en una entrevista reciente. El ejecutivo incluso planea mantener los muebles de la oficina de Kellner.

El ejecutivo también reconoce que habrá cambios mientras trata de revertir lo que se espera sea otro año de pérdidas.

"Se habrían visto cambios si Larry hubiera permanecido como presidente ejecutivo. Es un negocio dinámico", dijo Smisek, quien se graduó de la escuela de derecho de la Universidad de Harvard y se especializó en finanzas corporativas y leyes de valores en el bufete de abogados Vinson & Elkins LLP antes de ingresar el departamento jurídico de Continental.

Smisek planea continuar el énfasis de Continental en las rutas internacionales, con la meta de que equivalgan a 50% de su tráfico en los próximos cuatro a cinco años. También seguirá apuntando hacia los viajeros de negocios que pagan las tarifas más altas en medio de señales de que los presupuestos de viajes corporativos están cobrando un nuevo impulso.

"Es un negocio menos comoditizado", dijo Smisek. "Ganamos todo nuestro dinero, cuando registramos ganancias, fuera de EE.UU., no en el mercado doméstico".

Continental solicitó la semana pasada la aprobación de las autoridades de la competencia para expandir su alianza en rutas transpacíficas con United y la japonesa All Nippon Airways Co. Actualmente, Continental es un jugador de peso en Europa y América Latina desde sus centros de conexiones en Newark y Houston.

Smisek pasó parte de la semana pasada en un hangar de Houston donde los nuevos asientos que se repliegan para quedar planos como una cama fueron instalados en un Boeing 757. El ejecutivo espera ansioso la próxima generación de modelos Boeing 787, que incluyen más accesorios. Continental ha pedido 25 de estos aviones, que deberían empezar a llegar en 2011.

También planea nuevos servicios. En 2010, Continental empezará a ofrecer acceso aInternet en algunos vuelos, convirtiéndose en una de las últimas aerolíneas grandes en hacerlo.

Algunas personas al interior y fuera de Continental piensan que los cambios podrían producirse de forma más rápida bajo la batuta de Smisek, quien es conocido por su estilo directo. "Larry [Kellner] es de los que suelen sentarse en la silla y relajarse. Smisek suele sentarse en el borde y mirarlo, inclinado hacia adelante", dice Darryl Jenkins, un consultor de la industria aérea. "Son dos personas diferentes".

Kellner se unió a Continental como director general de finanzas después de ocupar el mismo cargo en un banco y una empresa de bienes raíces.

Aficionado a los números, tiene una reputación de ser un jefe excelente pero también de ser reflexivo e incluso cauto en sus decisiones. Continental fue una de las últimas aerolíneas de EE.UU. en imponer tarifas por el registro de piezas de equipaje. Smisek presionó para implementar los cobros antes, pero Kellner ordenó más estudios.

Kellner, de 50 años, también encabezó el año pasado las conversaciones con United (la tercera aerolínea de EE.UU.) después de que Delta Air Lines Inc. y Northwest Airlines decidieran unirse y convertirse en la mayor aerolínea de ese país.

Finalmente, Kellner se opuso a una unión completa, argumentando riesgos financieros y operativos. En su lugar, Continental creó una alianza con United para cooperar en los vuelos internacionales.

En octubre, Continental pasó a integrar Star Alliance, de United, que incluye a otras aerolíneas globales, tras salir de SkyTeam, la alianza encabezada por Delta. "Fue la decisión correcta", dijo Smisek sobre United, citando las dificultades históricas de la integración de las aerolíneas. "Preferiría permanecer independiente".

Pero Smisek no descarta una reconsideración del asunto. Dijo que está observando en detalle cómo resulta la fusión entre Delta y Northwest y si otras aerolíneas necesitan unirse para no quedar rezagadas. "Nunca podría decir que de esta agua no beberé", señala.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.