Tras la fiesta, llegó la hora de la resaca

Javier Blanco
(0)
26 de febrero de 2015  

La plaza accionaria local sobrellevó bastante bien ayer una natural toma de ganancias luego de la racha alcista que hiciera al Merval trepar de los 9388 a los 9644 puntos en apenas tres ruedas.

La referencia alude a que recortó sus pérdidas del día del 2% inicial al 0,8% del cierre, tras una rueda en que la preferencia por la toma de utilidades puso fin al sostenido proceso de valoración que venía beneficiando a Edenor (-2,5%) o al Grupo Galicia (-2,9%), por citar algunos casos, en los últimos días.

Sin embargo, conviene reparar en que buena parte del derrotero bajista del Merval durante la tarde de ayer obedeció a la caída del 4% que volvieron a mostrar los papeles de Petrobras Brasil, luego de que la calificadora Moody's redujera la nota de riesgo de sus títulos de deuda a niveles de los llamados "bonos basura". Vale recordar que ese papel, el tercero en ponderación, explica el 13% del comportamiento del índice.

La jornada dejó a la vista otro retroceso de los bonos en dólares que, tras las sostenidas subas que mostraron desde inicios del año, habían comprimido su tasa de rendimiento a la franja que va del 8 al 10%, lo que les quitó atractivo para algunos inversores, por lo menos por ahora. Esta tendencia se extendió ayer a los cupones del PBI, aunque de manera selectiva. Alcanzó naturalmente al emitido en pesos, que venía de subir más del 40% en la última semana, y al colocado en dólares bajo ley extranjera. Pero no inmutó al resto de sus variantes.

El volumen de negocios operados en acciones durante la tarde de ayer alcanzó los 222,5 millones de pesos, con un resultado final de 32 subas, 27 descensos y 11 títulos que no presentaron cambios en su cotización.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.