Mercados. Tras la pausa, otra vez arriba