Tregua de una semana en el alza de las naftas

Negociación entre Gobierno y petroleras
(0)
28 de febrero de 2004  

Los directivos de las firmas productoras de petróleo se reunieron ayer para pensar la cuadratura del círculo. El Gobierno les pidió a ellas y a las refinadoras que mantengan los precios sin cambios por uno o dos meses más, pese a que pasado mañana vence el acuerdo por el que se congeló el valor local del barril de crudo en US$ 28,50 a principios del año último.

El pacto se inició porque el anterior gobierno temía que la guerra de Irak disparara los precios del petróleo sólo por unos meses. Pero el precio nunca más bajó y en la actualidad oscila entre US$ 34 y US$ 36. Así se ha ido acumulando una deuda de las refinadoras, como Shell, Esso o Petrobras, con las productoras, Repsol YPF, Total o Pan American Energy, entre otras.

La extensión del pacto por presión de la administración de Néstor Kirchner ha llevado a que todo el sector privado reclame que esta vez suba el barril a US$ 30. "El Gobierno lo entiende, pero no quiere aumentos de la nafta y el gasoil, algo casi imposible, pero que se va a intentar", reconoció ayer el director de una petrolera.

El pacto vence pasado mañana, pero los precios en los surtidores se mantendrán sin cambios al menos por siete días más. "Nos hemos llamado una semana de reflexión", explicó una alta fuente de la Secretaría de Energía. "Cada uno sabe lo que tiene que hacer", advirtió.

Los refinadores se retiraron anteayer de un encuentro con el subsecretario de Combustibles, Cristian Folgar, con la amenaza del Gobierno de que si remarcaban las naftas correrían el riesgo de que se impusieran controles de precios o aumentaran las retenciones a la exportación. "La libertad de precios es discutible, depende. Hoy la nafta se vende en la Argentina a un precio bastante por encima de la paridad de exportación", alertó el funcionario de Energía.

Sin embargo, el director de Asuntos Públicos de Esso, Tomás Hess, reclamó ayer públicamente un aumento del 3%. Las productoras se reunirán pasado mañana con las refinadores y después con el Gobierno. Pensaron en una alternativa. En la actualidad, venden una parte del crudo a US$ 28,50 y otra al valor libre. Una idea consiste en que aumente la cuota por la que las refinadoras compran a precio fijo, que subiría en US$ 1,50.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.