Trigo: importantes pérdidas en Entre Ríos

El quebranto ascendería a $ 30 millones
(0)
26 de diciembre de 2001  

PARANA (De nuestro corresponsal).- El gobierno de Entre Ríos decretó la emergencia agropecuaria para los agricultores de la provincia, por la magra cosecha de trigo, y estableció una prórroga del impuesto inmobiliario rural hasta mayo de 2002.

Según estimaciones de la Federación Agraria Argentina, a las que tuvo acceso LA NACION, las pérdidas llegarían a los $ 30 millones. Como contrapartida, se espera un nuevo récord de área sembrada con soja y, asimismo, se registró un aumento vertiginoso del stock ganadero gracias, paradójicamente, a la mayor humedad del suelo, que afectó al grano fino.

Para la campaña 2001/2001 se sembraron en Entre Ríos 400.000 hectáreas de trigo, pero las lluvias persistentes malograron la calidad, por el ataque de enfermedades fúngicas -fusarium-, y el volumen de la cosecha, de manera que en lugar de las 800.000 toneladas esperadas se levantaron alrededor de 450.000, es decir, casi la mitad de lo previsto.

El secretario de la Producción, Pedro Sonnenfel, dijo que la emergencia, que posterga hasta mayo el pago del impuesto inmobiliario rural, estaba prevista hace varios días pero fue demorada por los últimos acontecimientos sociales y políticos, y expresó su entusiasmo acerca del cambio de gobierno. "Esto trae una cuota de esperanza a los sectores productivos. Esperemos que en breve la maquinaria del país y de nuestra provincia comience a funcionar para bien de todos."

Los productores entrerrianos se volcaron con fuerza a la siembra de soja en los últimos días, y los técnicos calculan que la superficie destinada a esta oleaginosa volverá a marcar un récord con más de 700.000 hectáreas, es decir, 100.000 más que en 2000.

Respecto de la hacienda, en el campo entrerriano se conoció una noticia alentadora: en la última vacunación contra la aftosa se registró un crecimiento del 5% del stock ganadero, que pasó de menos de 4 millones de cabezas a casi 4.200.000. Los productores lo adjudicaron a la humedad del suelo, lo que permitió mejorar la calidad de los pastos naturales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.