UE: crece la preocupación por el desempleo y se hunde la producción