Un artículo del Financial Times señala que la convertibilidad "está muerta"

La agencia norteamericana Moody´s señaló también que las medidas implementadas por el Gobierno la última semana dan por finalizada la paridad entre el dólar y el peso
(0)
5 de diciembre de 2001  • 16:42

LONDRES.- Un artículo del Financial Times señala que “después de una larga historia de malas administraciones monetarias, se pensaba que la convertibilidad era perfectamente robusta. No fue así”.

Según el diario inglés “el esquema de convertibilidad está muerto: es imposible recomponer la credibilidad en el peso en paridad con el dólar. Por ello las opciones son dolarizar con el régimen 1 a 1, devaluar y luego dolarizar o dejar flotar al peso".

El influyente medio afirma también que que si la comunidad internacional no ayuda a la Argentina con "una gran suma de dinero", el país va camino al desastre.

Asimismo, estimó que las restricciones a los retiros de depósitos no podrán levantarse tras el día 91 –período que según el Gobierno quedarían sin efecto las medidas-, porque entonces se produciría un vaciamiento de los bancos.

"El Gobierno está en efecto generando un default y restringió el retiro de depósitos bancarios, por lo que la pregunta es: ¿qué sucederá después?", indicó el matutino.

Al respecto, consideró que "el talón de Aquiles yace en el sistema bancario, ya que la prolongada recesión y la insolvencia del Gobierno hacen que la gente se ponga nerviosa en cuanto al futuro del peso".

"Los argentinos perdieron confianza en los bancos, por lo que piensan que un dólar en un banco no está tan seguro como debajo del colchón (o en Nueva York)", indica el FT.

Por lo tanto, estimó que "las restricciones difícilmente puedan ser temporarias, dado que desde el momento en que se levanten la gente sacará todo su dinero de los bancos".

"¿Puede evitarse este desastre?", se preguntó el diario, tras lo cual aseguró que "a menos que la comunidad internacional esté preparada para asistir a la Argentina con enormes sumas de dinero, todas las alternativas confluyen en la agonía".

Así, afirmó que la "Argentina está en default, a partir de imponer una baja de intereses en el canje de la deuda", y destacó que "la confianza en el sistema bancario así como también en el peso, han sido destruidas".

Para el Financial Times "el Gobierno ganó unos meses en los cuales deberá decidir qué elegirá. La flotación pareciera ser lo mejor para un país que tras una larga recesión, debería manejar su propia moneda".

Moody´s negó la paridad 1 peso, 1 dólar

NUEVA YORK.- La agencia Moody´s estimó que las últimas medidas económicas tomadas por el Gobierno argentino pusieron fin, en la práctica, a la convertibilidad entre el peso y el dólar, y que una dolarización "uno a uno" probablemente no es posible en el momento actual.

Asimismo, señala que una total dolarización con convertibilidad "probablemente no es posible hoy, pues el Gobierno no sólo deberá comprar todos los pesos con dólares, sino que también tendrá que poseer suficientes dólares en el sistema bancario para convencer a los depositantes de mantener su dinero en los bancos".

"La dolarización durante una crisis implica que a menos que la crisis sea total (como en el caso de Ecuador), los balances de dólares ´reales´ deben ser superiores a la demanda potencial de efectivo", es decir, que el sistema bancario tiene que ser capaz de, por ejemplo, resistir una retirada masiva de activos.

"La dolarización parcial que estamos observando en el presente es en realidad una nueva moneda doméstica que tiene el nombre de dólar, pero que no es libremente convertible", señala Moody´s.

La agencia explica que en el nivel más básico no existen suficientes dólares "reales" (con respaldo en cuentas en bancos neoyorquinos o en la Reserva Federal de EEUU) para que se cumpla con la paridad de "uno a uno" entre el dólar y el peso.

Moody´s estima que la situación se verá agravada también una vez que se complete el canje de deuda local, porque los bancos tendrán títulos del Gobierno "cuyo valor contable es muy superior a cualquier precio real de mercado para dichos activos".

La agencia calificadora cree que es probable que sean los depositantes los que deban soportar el gasto de salvar el sistema financiero del país en caso de una crisis mayor.

"Si las autoridades mantienen el vínculo nominal de ´uno a uno´, se encontrarán en una situación en la que no quedará otra opción que la congelación total de los depósitos, especialmente si la salida de capital continúa de forma regular", agrega Moody’s.

Para la agencia una congelación general de los fondos en los bancos abrirá una oportunidad para enfrentar los problemas de la baja calidad de los activos de los bancos argentinos.

"En tiempos como éstos, los accionistas, los acreedores, los depositantes y el Gobierno, usualmente comparten el costo de recapitalizar los bancos a través de una combinación de inyección de capital, reestructuraciones de deudas, pérdidas de depósitos u otros subsidios", señala el informe.

"Dada la naturaleza del problema argentino, parece que los depositantes serán los que deberán soportar la mayor parte del costo" de este posible proceso de reestructuración del sector bancario.

La agencia señala que hoy coexisten varios tipos de monedas en los bancos (dólares, pesos, recibos de gobiernos, etc) y que eso hará que se establezcan mercados poco definidos para cada tipo de moneda y que cada uno de ellos tenga su propia tasa de cambio.

A juicio Moody’s, esto creará múltiples distorsiones en la economía, que probablemente traerán una caída en la actividad económica, una limitación en la capacidad de generar nuevos ingresos fiscales y el crecimiento de la economía informal.

La agencia duda que los argentinos, acostumbrados a mover dinero en efectivo, vayan a depositar dinero en los bancos dadas las actuales condiciones.

Fuente : EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.