Un derecho adquirido por el consumidor

Ya forman parte del bolsillo y no avergüenza utilizarlas
(0)
23 de octubre de 2016  

Ya es una realidad en la Argentina: hay un hábito residual del consumidor ante acciones promocionales y descuentos por parte de las empresas que hizo que ya las considere como un patrimonio de su bolsillo. "Si no está eso, no compro", dice Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market y asesor de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). "Sin oferta, el argentino sabe que el precio de los productos es alto", agrega.

Por otra parte, el comprador sabe que corre riesgos al adquirir artículos que no son necesarios, pero sí oportunos por determinada promoción en sectores donde las ventas cayeron drásticamente. Estos sectores son bebidas, artículos de limpieza, estética y cuidado personal y electrodomésticos, entre otros.

Es por todo esto que no extraña que, según la "Radiografía del Consumidor Argentino. Estrategias que se usan para hacer frente a la inflación", elaborada por la Universidad de Palermo, nueve de cada diez mujeres argentinas, residentes en el Gran Buenos Aires y de nivel socioeconómico más bajo, compren en el supermercado haciendo uso de las promociones.

"Además, se legitimó el uso de descuento en restaurantes con tarjetas de fidelización y claramente hoy el consumidor lo entiende como un beneficio de pertenencia a una comunidad y no como algo que desprestigia su acto de compra (siendo un recurso de ahorro)", explica Di Pace. En indumentaria, hace uso de promociones 76% de los compradores; en tecnología, 60% y en salidas y actividades recreativas, 50%.

Entre los hombres, 82% usa promociones cuando compra en supermercados; 70% cuando adquiere indumentaria; 63% si se trata de tecnología, y 50% en las salidas y actividades recreativas. Por eso, aunque las marcas digan que están cansadas de las promociones, saben que es muy difícil quitarle al argentino lo que se considera un derecho adquirido .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.