Mercados. Un día en el que todo subió