Un fallo puede complicar la emisión de deuda y futuras inversiones para YPF