Un hospital de bancos de doble comando

Economía y el BCRA estarán a su cargo
(0)
27 de mayo de 2003  

El Gobierno puso formalmente en marcha la reestructuración del sistema financiero a partir de la creación de una comisión que en un plazo de 30 días deberá quedar integrada en partes iguales por representantes de Economía y del Banco Central (BCRA) y a la que le encomendó definir un plan de acción.

Por medio del decreto 1262, uno de los últimos firmados por el ahora ex presidente Eduardo Duhalde (publicado ayer en el Boletín Oficial), dispuso la conformación de una Unidad de Reestructuración del Sistema Financiero (URSF), que inicialmente comandará por un año un representante de Economía, en el contexto de una iniciativa que parece mostrar un avance de esa cartera sobre atribuciones que hasta ahora mantenía como territorio de su exclusiva incumbencia el BCRA.

La puesta en marcha del nuevo ente se fundamenta en la necesidad de progresar en el "reordenamiento del sistema financiero, bancario y del mercado de cambios" en el cumplimiento de una facultad extraordinaria conferida al Poder Ejecutivo hasta el 10 de diciembre por la ley de emergencia (N° 25.561).

El decreto consta de siete artículos, algunos de los cuales despertaron preocupación entre analistas, economistas y banqueros que consideran a la URSF como una "intromisión en la autonomía del Banco Central, que cuenta ya con una estructura y mecanismos de supervisión para llevar adelante esa tarea".

Silencio en el BCRA

En este sentido, mencionan el punto que le asegura la presidencia de esta unidad durante el primer período a un "representante de Economía", especialmente porque quien tenga ese cargo poseerá doble voto en caso de empate en una votación. Y el que le concede al Ejecutivo la posibilidad de asignar más funciones a la novel comisión, algo que en el mercado se interpretó ayer como la antesala para la puesta en marcha de un superente de control sobre bancos, compañías de seguros, agentes bursátiles y AFJP.

Pero en la entidad monetaria mantuvieron ayer absoluto silencio al respecto, aunque entre los más allegados a su titular, Alfonso Prat- Gay se le restó importancia a la iniciativa porque sostuvieron que "ya que buena parte de la tarea de reestructuración ya está hecha", un argumento que parece contrariar el ánimo con que ayer se lo invocaba.

Uno de los que alzó la voz contra la creación de esa unidad fue el ex ministro de Economía y ex titular del BCRA Roque Fernández, para quien la iniciativa constituye "una innovación peligrosa. Con esta medida, se le quita autonomía al Central, se le recorta capacidad de intervención en el sistema. Hay que ver si no produce más daño que solución", sostuvo.

Por el momento, las funciones concedidas al nuevo ente parecen acotadas. De hecho, le encomienda al Banco Central modificar "las condiciones de amortización de los redescuentos concedidos a las entidades financieras establecidas en el decreto 739/03".

Como anticipó hace unos días LA NACION, mediante este decreto se habilita a extender hasta las 120 cuotas (de un previo de 70) el plazo en que algunas entidades podrán honrar la deuda que mantienen con el Central por la asistencia recibida durante la última crisis, y que actualmente alcanza a los $ 17.100 millones.

"La amortización mencionada se efectuará en la misma cantidad de cuotas que la de los activos afectados en garantía de los redescuentos de la entidad correspondiente, con un máximo de 120 cuotas, las que deberán ser mensuales, consecutivas y equivalentes cada una al porcentaje que se establezca en cada caso del capital ajustado, el que no podrá ser inferior a 0,4 por ciento", se especifica.

Para fundamentar este decreto entre los considerandos se explica que "a pesar de la notable mejora y consolidación registrada en el sistema financiero, resta aún establecer un marco definitivo para contar con un sistema previsible en el mediano plazo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.