Un país de fumadores

(0)
29 de febrero de 2004  

El lanzamiento de la campaña de Philip Morris llega en un momento particularmente próspero para la industria tabacalera local.

La Argentina tiene la tasa más alta de consumo de cigarrillos del continente y, según un reciente estudio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el 38 por ciento de la población adulta fuma.

La cifra contrasta con las de los países más desarrollados que muestran niveles de consumo sensiblemente inferiores. En Estados Unidos, por ejemplo, sólo un cuarto de los adultos tiene el hábito de fumar y la tasa está en caída libre en los últimos años. En la década del 60, el 42 por ciento de los norteamericanos fumaba, aunque el número fue descendiendo a medida que se fueron implementando las campañas que alertaban sobre los peligros que entraña el cigarrillo para la salud.

En todos los países además, advierte la Organización Panamericana de la Salud, el tabaquismo va perfilándose como una enfermedad de los pobres, ya que en la medida en que las clases medias mejoran su nivel de vida, tienen acceso a mayor información y son las primeras en adoptar costumbres más saludables.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.