Un paquete que necesita apoyos

Jorge Oviedo
(0)
25 de octubre de 2000  

Los anuncios económicos realizados anteayer por José Luis Machinea necesitan un soporte fundamental para que se aminoren las críticas de los analistas de las calificadoras de riesgo. Y ese apoyo debe venir de Washington.

Cuando se anuncian grandes planes económicos, la secuencia de apoyo de los organismos internacionales comienza con un comunicado del Banco Interamericano de Desarrollo, continúa con otro del Banco Mundial, sigue con el del FMI y finaliza con las manifestaciones en favor del secretario del Tesoro de los Estados Unidos.

Claro que en esta ocasión, probablemente el paquete anunciado por el ministro no merezca semejante despliegue. Al fin y al cabo no hay un nuevo plan.

Y, por otro lado, el gobierno de los Estados Unidos, tan cerca de los comicios presidenciales, con el conflicto de Oriente Medio, el alza del petróleo y la caída del euro, debe tener preocupaciones mucho más urgentes.

Y si los analistas de las calificadoras y bancos de inversión siguen demostrando un ingenio insospechado a la hora de poner "peros" a la situación argentina, tal vez no sea que "Washington aún no habló", sino otro el problema.

Con la sanción de las leyes de emergencia económica y antievasión, más la asunción de los nuevos funcionarios y los anuncios de medidas del lunes, el Gobierno dio por terminada la crisis política.

Las señales han sido muy fuertes. Pero muchos quieren ver más. Y el peronismo sostiene que sin ellos -que no fueron elegidos para hacerlo- no se puede gobernar. Son los interesados en que la Alianza que los derrotó limpia y claramente en los comicios no pueda recomponerse. No sólo los menemistas, también los duhaldistas y Carlos Ruckauf.

En el Gobierno saben que los instrumentos que consiguieron más los que prometieron los obligan a mostrar resultados. Reconocen en privado que la recomposición del gabinete debe ser muy duradera. Que cualquier cortocircuito de importancia entre sus miembros tendría efectos muy malos sobre la confianza y, por lo tanto, sobre la economía.

Si Machinea ha encontrado un camino posible para reanimar el nivel de actividad y ha conseguido encolumnar al Gobierno tras él, todavía le falta generar ese nivel de entusiasmo en la población.

Parecería que no sólo en el PJ, sino también en otros sectores políticos se especula con que la actual administración no podrá salir adelante con el esquema presente y deberá buscar respaldos en otras filas.

Antes del portazo de Carlos "Chacho" Alvarez y de la renuncia de Fernando de Santibañes parecía imposible un desembarco de Domingo Cavallo en el Gobierno. El propio Raúl Alfonsín se apuró entonces a manifestar públicamente su oposición.

Pero el ex ministro se lleva mejor con el Frepaso y nunca perdió sus contactos con el delarruismo.

Claro que nadie se puede imaginar al ex superministro volviendo a ocupar el mismo cargo. En todo caso, sus aspiraciones estarían en el puesto que hoy ocupa Chrystian Colombo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.